11 síntomas del cáncer que pueden pasar desapercibidos

La mayoría de las personas cuando escuchan la palabra cáncer la asocian con una enfermedad peligrosa con un desenlace fatal. Pero desde los años 70, el porcentaje de supervivencia se ha multiplicado por tres gracias, sobre todo, a un diagnóstico precoz.

El cáncer en cualquier parte del cuerpo puede provocar síntomas genéricos como pérdida de más de 6 kilos sin hacer dieta, cansancio excesivo o tener algún dolor que no pasa. Sin embargo, para llegar al diagnóstico correcto es necesario hacer una serie de exámenes para descartar otras enfermedades.

Un diagnóstico precoz puede evitar que el cáncer se extienda por el resto del cuerpo. El problema es que muchas veces, por no querer molestar al médico o no darles suficiente importancia, ignoramos algunos síntomas que pueden ser cruciales para un diagnóstico temprano.

Por esto, en caso de sospecha se debe acudir al médico para realizar todos los exámenes que sean necesarios, ya que diagnosticar el cáncer en una fase inicial aumenta las posibilidades de cura. Por eso, te explicamos 12 síntomas generales del cáncer que según la Sociedad Estadounidense del Cáncer no debes ignorar.

1. Pérdida de peso sin hacer dieta o practicar ejercicios

La pérdida de peso rápida hasta un 10% del peso inicial, sin estar haciendo dieta o actividad física intensa es un síntoma frecuente en personas que están desarrollando cáncer, principalmente cáncer de páncreas, estómago o esófago, pero que también pueden surgir en otras enfermedades. Conozca otras enfermedades que pueden causar pérdida de peso.

Una perdida de peso sin razón aparente debería ser motivo de preocupación.

2. Fiebre

La fiebre es muy común en los pacientes que tienen cáncer, aunque ocurre con más frecuencia después de que el cáncer se ha propagado desde el lugar donde se originó. Casi todas las personas con cáncer experimentarán fiebre en algún momento, especialmente si el cáncer o sus tratamientos afectan al sistema inmunológico.

3. Cansancio intenso haciendo pequeñas tareas

El cansancio extremo es una señal que puede indicar que se está desarrollando cáncer porque en estos casos es común el desarrollo de anemia o de pérdida de sangre a través de las heces, lo que conlleva a la disminución de los glóbulos rojos y a la reducción de oxígeno en la sangre, provocando una intensa fatiga que surge de mañana al despertar, al subir escaleras o al intentar arreglar la cama, por ejemplo.

4. Cambios en la piel

Junto con los cánceres de piel, algunos otros cánceres pueden causar cambios en la piel que se pueden ver. Estos signos y síntomas incluyen:

  • Oscurecimiento de la piel (hiperpigmentación)
  • Coloración amarillenta de la piel y de los ojos (ictericia)
  • Enrojecimiento de la piel (eritema). Picazón (prurito)
  • Crecimiento excesivo de vello
El cáncer puede provocar cambios en la piel como manchas oscuras en la piel, piel amarillenta, manchas rojas o púrpuras y piel áspera que causa picazón.

5. Dolor que no desaparece

El dolor localizado en una región determinada es común en varios tipos de cáncer como en el cáncer cerebral, óseo, de ovario, testicular o en el intestino. En la mayoría de los casos, este dolor no se alivia con el reposo y no es causado por hacer ejercicio excesivo u otras enfermedades, como artritis o lesión muscular. Es un dolor persistente que no cede con ningún método alternativo como compresas frías o calientes, solamente con analgésicos fuertes.

6. Un cambio en el hábito de evacuación o en la función de la vejiga

El estreñimiento, la diarrea o un cambio en el tamaño de las heces fecales por un tiempo prolongado puede que sea un signo decáncer del colon. Por otro lado, el dolor al orinar, sangre en la orina o cambios en la función de la vejiga (tales como orinar con mayor o menor frecuencia) pudieran estar relacionados con cánceres de vejiga o próstata.

7. Cicatrización lenta de las heridas

La aparición de heridas en cualquier región del cuerpo como por ejemplo en la boca, piel o vagina, que demoran más de 1 mes en cicatrizar, también puede indicar cáncer en una fase inicial, pues el sistema inmune está más débil y ocurre disminución de las plaquetas que son responsables de ayudar en la cicatrización de las heridas. Sin embargo, la cicatrización también es más lenta en los diabéticos, siendo por este motivo muy importante hacer exámenes para la diabetes.

Es muy importante que la gente que fuma o bebe alcohol vaya al doctor cuanto antes si tiene llagas en la boca.

8. Sangrados

La hemorragia también puede ser una señal de cáncer, que puede ocurrir en la fase inicial o en una fase más avanzada, pudiendo surgir sangre en la tos, en las heces, en la orina o en los pezones, dependiendo de la región del cuerpo afectada. Sangrado vaginal excesivo, flujo vaginal oscuro, ganas constantes de orinar, fiebre y cólicos menstruales pueden indicar cáncer de útero.

9. Nódulos o endurecimiento en cualquier parte del cuerpo

Los nódulos pueden surgir en cualquier región del cuerpo como el pecho o los testículos. Además de esto, puede ocurrir que la barriga se hinche debido al aumento del hígado, del bazo y del timo e hinchazón de los ganglios situados en las axilas, la ingle y el cuello, por ejemplo. Este síntoma puede estar presente en diversos tipos de cáncer.

10. Atragantarse con frecuencia

En pacientes con cáncer puede surgir dificultad para tragar, provocando que se atragante y que cause tos persistente, principalmente cuando el paciente está desarrollando cáncer de esófago, estómago o faringe, por ejemplo. Inflamación de los ganglios del cuello, aumento del abdomen, palidez, sudoración, manchas moradas en la piel y dolor en los huesos pueden indicar leucemia.

Si la dificultad al tragar es persistente podría ser señal de un cáncer de esófago, de estómago o de faringe.

11. Tos persistente o ronquera

La tos persistente, la falta de aire y la voz ronca puede ser una señal de cáncer de pulmón, laringe o tiroides, por ejemplo. La tos seca persistente, acompañada de dolor de espalda, falta de aire y cansancio intenso pueden indicar cáncer de pulmón.

En caso de sospecha de cáncer se debe acudir al médico para realizar exámenes de sangre como PSA, CEA o CA 125, por ejemplo, debido a que los valores normalmente se incrementan en presencia de un cáncer.

Además de esto, el médico puede indicar una ecografía o resonancia magnética para observar el órgano y confirmar la sospecha de cáncer y, en algunos casos, puede ser necesario la realización de una tomografía o de una biopsia. Vea cuáles son los exámenes de sangre que detectan el cáncer.

Después de saber qué tipo de cáncer la persona tiene, el médico indicará también todos los tratamientos posibles e incluso la probabilidad que tiene de curarse.