Abuela de 103 años murió incinerada dentro de su vivienda

Imagen de Referencia, no corresponde a los hechos.

Poco pudo hacer la anciana de 103 años de edad al ver que su humilde vivienda era devorada por las llamas. Se encontraba sola en la casa ubicada en Boca de Cedro, zona rural de Puerto Libertador, sur de Córdoba.

La hija que la cuidaba había salido a hacer unas vueltas, encendió una lámpara de queroseno y se dispuso a dormir. La lámpara habría ocasionado la conflagración que se llevó todo a su camino, incluso la vida de la centenaria mujer, identificada como Gregoria Julio.

Luego de varias horas fue que los vecinos, distantes en el sector, se dieron cuenta de lo sucedido encontraron el cadáver de la abuelita en lo que antes era la vivienda.

El cuerpo fue trasladado al Instituto de Medicina Legal para la respectiva autopsia y conocer a profundidad las causas del deceso.