Aguas podridas de un canal en La Candelaria II tienen enfermos a varios niños

Así están las piernas de varios niños en este sector.

Las aguas podridas y estancadas en un canal que atraviesa el barrio La Candelaría Etapa II tiene afectados a varios niños, según denuncian habitantes de ese sector de Cereté.

Con el pasar de los días varios niños han manifestado brotes en sus piernas lo que evidenciaría que obtuvieron infecciones provocadas, al parecer, por el único factor potencial de contaminación cercano que es el canal que recoge aguas servidas, pero que en ese sector se estancan por falta de drenaje.

Líderes de la comunidad manifestaron que ya han solicitado a la administración municipal se ponga al tanto de la situación, sin embargo, las solitudes no habrían llegado a feliz término.

El mal que ya viven los residentes de este popular barrio, empeora con la aparición de un matarife que hace sacrificios de cerdos a cielo abierto, en plena vía pública, la sangre de los animales muertos va a parar al mismo canal y a las calles, creando también focos de infección.

“Pedimos a las autoridades y a la alcaldía que nos ayude con esta situación, porque nuestros niños son los que más están sufriendo”, explica un habitantes que por seguridad pidió que no se revelara su nombre.