Alerta por aparición de dos nuevas peligrosas drogas sintéticas

En la intervención de las autoridades se encontraron varios lotes (laminas) y pastillas de drogas sintéticas, las cuales después de ser analizadas en laboratorios fueron identificadas como AMB –Fubinaca y Allilescalina.

El Sistema de Alertas Tempranas (SAT), del Observatorio de Drogas de Colombia (ODC), confirmó el hallazgo de dos nuevas sustancias psicoactivas (NPS) sintéticas, las cuales fueron incautadas luego de operativos de la Dirección Antinarcóticos de la Policía Nacional en Bogotá y Chía, Cundinamarca.

Martha Paredes, subdirectora de Análisis e Investigación del Ministerio de Justicia, aseguró que en la intervención de las autoridades se encontraron varios lotes (laminas) y pastillas de drogas sintéticas, las cuales después de ser analizadas en laboratorios fueron identificadas como AMB –Fubinaca y Allilescalina.

Por su parte, la mayor Liz Cuadros, jefe del Centro Internacional de Estudios Estratégicos contra el Narcotráfico (CIENA) de la Dirección Antinarcóticos, explicó que los traficantes pretendían vender estos narcóticos como si fueran presentaciones novedosas de ‘Éxtasis’ en bares u otros lugares de rumba en distintas ciudades del país, en donde dependiendo la hora una muestra puede costar entre 30.000 y 100.000 pesos.

La AMB – Fubicana es una sustancia que se comercializa en forma de pastillas, las cuales al ser ingeridas causan depresión en el sistema nervioso central, a una tasa 85 veces superior a la que causa el consumo de la marihuana.

En el mundo se han conocido reportes del consumo de esta sustancia en Nueva York, Suecia, Reino Unido, Turquía, Bélgica, Francia, Polonia, España, Japón, Indonesia y Canadá, en donde los intoxicados presentaron movimientos anormales, mirada perdida y dificultad para hablar.

Pero las consecuencias no se quedan ahí, las personas expuestas a esta sustancia también sufren ansiedad, angustia, alucinaciones, agitación psicomotora, violencia, alteraciones en la pupila, convulsiones, alteraciones en la memoria y en la atención, temblores y eventos cerebrovasculares de tipo hemorrágico.

En cuanto al sistema circulatorio hay un aumento de la frecuencia de los latidos del corazón y tensión arterial, dificultad para respirar, dolor en el pecho e infarto.

En lo que tiene que ver con el sistema gastrointestinal esta sustancia produce náuseas, vómito, deshidratación y alteraciones en los niveles de azúcar y electrolitos en la sangre, mientras que en el sistema urinario se pierde el control de la función renal.

Una persona que ingiera la AMB si no es tratada a tiempo por parte de un médico puede perder la vida.

Por su parte, la Allilescalina se trata de una droga que es una incógnita para las autoridades, aún no se tienen datos precisos sobre los efectos que genera su consumo, cómo afecta el metabolismo, sin embargo se conoce que genera efectos parecidos al consumo de ‘Éxtasis’.

La mayor Cuadros hizo un llamado de atención a las personas que consumen sustancias alucinógenas sintéticas, puesto que en realidad no pueden saber con precisión qué tipo droga están consumiendo.

“Toda persona que refiera o de la cual se sospeche intoxicación por consumo de una sustancia psicoactiva debe recibir valoración médica integral en urgencias, monitorización y observación clínica ante el riesgo de deterioro”, expresó la oficial, quien además le recomendó a algún afectado que mantenga la calma y trate de exponerse en lo posible a estímulos luminosos o auditivos mientras llega a un centro asistencial.

La Policía Nacional tiene dispuestas las líneas (1) 2886012 ó 018000-916012 (nacional) para las personas que requieran asesoría toxicológica, las cuales están disponibles las 24 horas del día.