Anciano recorrió Montería y Medellín, y no fue atendido por centros médicos

Encarnación Araujo Feria.
Comparte en tus redes sociales.
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

El señor Encarnación Araújo Feria vivió este fin de semana un doble calvario debido a una enfermedad que padece y porque tuvo que recorrer varios centros asistenciales en Montería y Medellín para que lo atendieran. Debido a inconvenientes con su EPS Emdisalud.

El adulto mayor requiere de una cirugía y según su nieto Primitivo Aleán Mora ya perdió la movilidad de sus piernas.

El martirio empezó desde el viernes 2 de agosto de 2019 cuando le mandaron una remisión de Apartadó, Antioquia. Cuenta su familiar que estuvo en varias clínicas, pero no lo atendieron.

El señor, Encarnación Araujo Feria.

“Le hicieron una remisión desde Apartadó, el sábado 3 de agosto a las 11 de la noche llegó a Montería y casualidad que ninguno de los centros médicos donde lo llevaron lo quisieron recibir.

Luego de hacer muchos recorridos lo trasladaron a Medellín a los hospitales San Vicente de Paul y General y tampoco lo atendieron. De allá lo mandaron para Turbo y estando ahí lo envían nuevamente a Montería donde llegó hoy lunes 5 de agosto a eso de las 3 de la mañana”, expresó Aleán Mora.

Cuenta su nieto que lo más grave de todo fue que la ambulancia que lo transportaba desde Turbo no lo entregó a la clínica Imat sino que en la calle 41 de la capital cordobesa hizo el trasbordo en un taxi para que lo llevara hasta el centro médico donde se encuentra. “No fueron capaces de entregar al paciente, sino que hicieron el trasbordo en un taxi, nos lo dejaron tirado ahí. Quiero que este caso se conozca para que sepan lo horrible que es esta situación, estar de aquí para acá y que no lo atiendan a uno, esto es grave porque se juega con la salud”, apuntó su familiar.

Primitivo y Encarnación.

En estos momentos se encuentra internado en el Hospital San Jerónimo de Montería, donde es atendido por personal del mismo, pero en este centro hospitalario no hay el especialista que el señor Encarnación necesita para su operación de próstata.