Aprendices de la región Caribe participaron en Zonal de Liderazgo ‘Ponle la ficha’ para ser constructores de paz.

Durante dos días consecutivos cien aprendices de la región Caribe se congregaron en la capital del departamento de Córdoba para participar en un Zonal de Liderazgo denominado ‘Ponle la ficha’, en el cual recibieron herramientas encaminadas a fortalecer el desarrollo de sus habilidades blandas en paralelo a su formación.

El Subdirector del Centro Agropecuario y de Biotecnología El Porvenir (CABP), José Nicolás Barrios Sierra, resaltó que como centro anfitrión para el SENA Regional Córdoba es muy importante realizar este tipo de eventos, puesto que con ello se ratifica la labor que viene haciendo la Entidad en la formación integral de los aprendices, puesto que sumado a la formación con calidad y pertinencia, se fomentan las habilidades blandas, las cuales tienen que ver con la puesta en práctica integrada de aptitudes, rasgos de personalidad, conocimientos y valores adquiridos.

“Fortalecer las competencias blandas y de liderazgo es de suma importancia porque le estamos mostrando al mercado laboral que estamos formando aprendices con capacidad de toma de decisiones, de asumir roles importante dentro de las diferentes organizaciones empresariales que mueven la economía del Caribe para poder desempeñarse en cualquier campo, con altos estándares de calidad”, resaltó el Subdirector José Nicolás Barrios Sierra.

Agregó que los aprendices que forma el SENA son personas preparadas para asumir cualquier reto laboral, puesto que su proceso educativo teórico – práctico es de carácter integral, fundamentado en el saber y el hacer, lo cual es necesario para su desempeño en el mundo productivo.

Por su parte, Alejandro Uribe Carmona, quien dirigió un taller sobre habilidades socioemocionales, precisó que con ello se buscaba motivar a los jóvenes a cumplir sus metas con determinación, autoconocimiento, resolución de conflictos y toma de riesgos para lo cual hicieron ejercicios relacionados con el desarrollo de proyectos comunitarios para aplicarlos en su región.

De igual forma, la tallerista Heidy Rentería explicó que los aprendices también recibieron una capacitación sobre respiración y meditación. “Esto les sirve para conocerse mejor y afrontar situaciones difíciles, bien sea personal o laboral, de una mejor forma”.

Entretanto, el aprendiz Jairo Esquivia García, puntualizó que fue una experiencia maravillosa en la que además de recibir herramientas básicas para su formación integral profesional, abordaron aspectos relacionados con la cotidianidad y el momento que vive el país en cuando al proceso de paz, donde la tolerancia es fundamental.

Los aprendices destacaron la realización de este tipo de espacios en los que se propician nuevos escenarios para su desarrollo personal, responsabilidad social y construcción de paz.