Asesinan a hombre por reclamar por alto volumen de música

Un nuevo caso de intolerancia se registró en Medellín. Esta vez fue en el barrio Castilla, en el noroccidente de la ciudad, donde asesinaron a Alejandro Londoño, por el solo hecho de pedirles a sus vecinos que le bajaran el volumen a su equipo de sonido.

El asesinato lo confirmó el comandante de la Policía Metropolitana, el general Óscar Gómez, quien contó que en el momento en que el hombre pidió bajarle a la música se registró una riña y minutos después lo atacaron.
El informe del Sistema de Información para la Seguridad y Convivencia (Sisc), que lleva las estadísticas de muertes violentas en Medellín, dice que a las 2:11 a.m. del pasado domingo, las autoridades realizaron la inspección judicial de este hombre, de 39 años, de profesión mecánico, y quien presentaba una herida en la axila derecha ocasionada por arma de fuego.

El reporte además informó que dos hombres, de 22 y 25 años, fueron capturados en flagrancia.

“En labores de campo se pudo establecer que cerca al lugar de los hechos se encontraban departiendo varias personas con música a alto nivel de volumen, por lo que la hoy víctima decidió ir a pedirles que le bajaran, pues no dejaban dormir a su hija, de 2 meses. Alejandro Londoño tuvo una discusión con ellos y al regresar a su residencia, uno de los indiciados se le abalanzó y le ocasionó la lesión que acabó con su vida”, detalló el informe.

El alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez, contó que de los 410 homicidios que se han registrado en la ciudad en lo corrido del año, el 30 por ciento es por intolerancia.

“No todos los homicidios que ocurren en Medellín se dan por enfrentamientos entre combos, también entre familiares, amigos, entre vecinos, que porque el volumen, que porque hizo esto, por el perro, el carro… Respetémonos”, dijo el mandatario.

“Cada caso es importante, cada caso duele, un niño, una mujer, un hombre, detrás de cada persona hay una historia, una familia, amigos”.

Gutiérrez además contó que septiembre fue el segundo mes del año con menos muertes violentas. “Tenemos una tasa de homicidios (20 asesinatos por cada 100.000 habitantes) por debajo de la nacional así y todo sigue siendo una cifra, que tenemos que reducir”, añadió.

El alcalde concluyó: “Cada caso es importante, cada caso duele, un niño, una mujer, un hombre, detrás de cada persona hay una historia, una familia, amigos. Es un tema de sociedad”.