Asesinato de ciudadano ruso complica avance de la mesa con el Eln

Al tiempo que la mesa de diálogo de Quito trabaja para cerrar un acuerdo de cese bilateral y temporal con motivo de la llegada del papa Francisco a Colombia, crecen las críticas a la guerrilla por el asesinato de un ciudadano ruso que fue secuestrado en las selvas del Chocó.

El reconocimiento del asesinato fue hecho por alias Yerson, miembro del Frente de Guerra Occidental del Eln, quien concedió una entrevista a la agencia Reuters. “Está muerto, está muerto (…) en este frente de guerra sucedió”, dijo el jefe guerrillero.  

Al respecto, el asesor de paz de la Gobernación de Chocó, Modesto Serna, repudió el acto y le solicitó al Eln entregar los restos mortales de Arsen Voskanyan, quien había sido secuestrado el 5 de noviembre de 2016, según la guerrilla porque recolectaba ranas venenosas para venderlas en el mercado negro internacional.

El desenlace de esta historia ya se veía venir. En abril de este año, sorpresivamente, el Eln había informado en un comunicado que cuando iniciaban los preparativos del proceso de liberación, “el 19 de abril a las 11 a.m., sobre el litoral del Pacífico, cruzando el área del Alto Baudó, entre los municipios de Pizarro y Nuquí, el señor Voskanya Arcen Levoni desarma a un compañero y ataca a la unidad que lo traslada, resultando gravemente heridos cinco compañeros del ELN, y el ruso-armenio se fuga también herido

Ahora, que la guerrilla certifica que el ciudadano extranjero está muerto, las críticas contra la insurgencia caen sobre la mesa de negociación que sesiona en Quito. Para la senadora Claudia López, la actitud del Eln es intolerante y criminal.  “Solo vamos a llegar a una mesa de negociación seria con el Eln, si la fuerza pública tiene más eficacia y contundencia militar para combatir e incluso dar de baja legítimamente a sus principales dirigentes”, expresó al congresista.

Agregó la parlamentaria que no es serio persistir en el secuestro y el asesinato de civiles al tiempo que se está en una mesa de negociación, y dijo que la mesa no va a  avanzar hacia el cese bilateral ni a un acuerdo de paz hasta que “Eln no tome la decisión de desmovilizarse e ir a una negociación seria para establecer a cambio de que se desmoviliza”.

Precisamente este tema del secuestro es una de las diferencias sobre las que trabajan las delegaciones de paz del Gobienro y el Eln, a fin de llegar a un acuerdo sobre delcrar un cese bilateral del fuego y las hostilidades temporal, a partir de la llegada del máximo jerarca de la Iglesia Católica, quien arribará a Colombia el próximo miércoles. Según fuentes cercanas a la mesa se están produciendo avances y es muy posible que este lunes se consiga un acuerdo.

Tomado de El Espectador.