Asesino de Zapa confiesa su crimen

“Él estaba sentado, allí fue cuando me le fui por detrás, lo agarré por el pescuezo, comenzamos a forcejear, a forcejearnos hasta que lo estrangulé, si me entiendes, lo estrangulé yo a él, en un cuarto, donde estaba sentado en la cama, yo me le senté al lado, el último cuarto entrando a la casa, reposándose el almuerzo, ya había almorzado porque como se iban a viajar para Santamarta”.

Así, sin ningún remordimiento, Joycer Hernández confiesa el crimen del Director de Regalías de la Gobernación de Córdoba Jairo Zapa Pérez, ocurrido el 27 de marzo del 2014 en la casa número 59- 12-108 del barrio La Castellana de Montería.

“En ese momento sale Carlos Pèrez y Henao, cuando ellos dos salen Zapa se sienta en el cuarto que se va a reposar y esas cosas, el cuarto tenía su aire, la señora sale para la tienda a buscar una bolsa negra, si me entiende, ella viene cuando el momento que ella sale y viene ya yo tengo a Zapa muerto, demoró, o sea la muerte de una persona dura menos de un minuto. Yo lo deje cambiao, acostao, cómodamente recostao, si me entiende, porque hasta había votado sangre en una sábana blanca, la cogí, quite la sabana, la guardé en una bolsa y lo limpie y lo deje allí… por qué sangró? No sé, votó poquita sangre por la nariz, me imagino de tanto apretarlo”.

La narración que leerán a continuación la hizo ante visitantes de su celda en la Cárcel Las Mercedes de Montería para enviarla a Chicantocias.com ante la negativa del INPEC de dejar ingresar a nuestro Director Rafael Chica Guzmán, quien hizo la solicitud de la entrevista hace dos meses pero nunca se obtuvo respuesta a pesar de que el propio Joycer Hernández envió una carta escrita a puño y letra indicando que quería y autoriza la entrevista para según él contar la verdad.

“El crimen no fue un crimen pasional, mi señora solo estuvo en el momento del almuerzo, sirvió y se fue, se me entiendes, el mismo vigilante la acompañó a coger el taxi”.

La grabación de 47 minutos llegó a nuestro poder a través de un emisario que pidió no revelar su nombre y la hemos desgrabado para mostrar a nuestros lectores la confesión del autor material del asesinato de Jairo Zapa.

“Eso es mentira donde supuestamente Georgina decía, se acuerda que Georgina decía que me decía Mono que yo te conozco que no me mates que no se que, eso no pasó, como Georgina va a saber eso, acaso Georgina estaba allí en el momento”.

Es necesario indicar que no se publica toda la grabación transcrita y lo que se publica no está en el orden en que fue grabada. Hemos decidido colocar títulos a los párrafos de la narración para ayudar a entender mejor la historia del crimen que conmocionó a Córdoba. Al final encontrará la narración en viva voz de Joycer Hernández, asesino confeso de Jairo Zapa Pérez.

Qué paso el 27 de marzo de 2015 en la casa de la Castellana

“Cuando llegamos a la casa Henao fue el que nos abrió, Henao nos abrió la puerta, él tenía las llaves de la casa. En el almuerzo llegan, ellos traen todo, traen pollo, traen unas cervezas y esas cosas, mi señora les sirve normalmente, los atiende normales, ellos están en una oficinita delante de la casa, nosotros nos corremos para atrás, todo normal en la casa era un promedio como las dos, ellos llegaron como de una a dos.

Ellos llegan normal, de allí se va Carlos Pérez, se va Carlos Pérez, se va con Henao cuando termina de almorzar. Cuando ya ellos terminan de almorzar mi señora recoge todo, cuando dicen que no que ellos salen, cuando ellos van a salir yo le digo a mi señora que se vaya para el hotel. Ella recoge todas las cosas y ella sale, yo me quedo con el difunto Zapa, supuestamente esperando a Carlos Pérez y a Henao que venía. Ellos se fueron supuestamente para la oficina, ellos dos, si me entiendes. Ese día cada quien llega con la maleta, cada quien llega con maleta y un bolso que había allí, en es bolso inclusive yo encontré una plata.

Bueno cuando ellos se van que yo me quedo solo, yo le timbro a Henao, si me entiendes, al teléfono y le digo que si qué y es cuando él automáticamente me da la orden que ya, que le quite la vida de una vez, si me entiendes.

Ese día ellos se van, yo le quito la vida al difunto zapa, hasta último minuto estuvo escribiendo por teléfono, yo le quito la vida a él, cuando le quito la vida a él, llamo a Henao y le confirmo de que ya está muerto, si me entiende. Ellos llegan a la casa y la señora mía está allí en todo el frente de la casa esperando con el vigilante el taxi, cuando ellos llegan ella les dice que el difunto se fue un taxi, eso fue lo que yo les dije que les dijera que el difunto se había ido en un taxi. No pasó más nada, ellos se fueron.

Yo lo dejé en el cuarto normal. Yo lo dejo en el cuarto normal, todas las cosas normal. La mujer mía sale a comprar una bolsa negra, en ese momento cuando sale a comprar la bolsa negra para recoger las cosas es cuando yo le quito la vida a él. Ella recogió las bolsas y se fue con el vigilante a coger el taxi y fue cuando ellos llegaron que ella iba saliendo y ella les dijo mi marido me dijo que él se acabó de ir en un taxi, porque obviamente yo no podía involucrar a la mujer, que le iba a decir a la mujer mía, mira que allá tengo un muerto, sería para que ella saliera corriendo enseguida.

Cuando llegaron Henao se queda, mi señora se va, Henao se queda y mete la camioneta por atrás, al patio, cuando la mete allá, ya yo el difunto lo meto en un saco de tres rallas, la amarro y tal, los sacamos por el patio, lo monto en la camioneta de atrás vagón, una camioneta blanca, esa camioneta blanca la vendió Henao en Bogotá, una camioneta blanca cuatro por cuatro, la vendió en Bogotá después que paso eso”.

Qué hicieron con el Cadáver de Jairo Zapa ?

“listo lo montamos y nos lo llevamos, no por la vía de aquí a la Ye, sino por la vía de este lado, la vía a Planeta Rica. Cuando nos tiramos por esa vía que yo veo cualquier cantidad de construcciones, lomas de tierras inmensas, huecos inmensos donde están rellenando y tapando, yo le digo a él, vamos a tirarlo aquí, yo vaceo un poco de arena de esa, me pongo a tirar arena que quede tapao que mañana pasa la catapilar, rellena y se desapareció, si me entiende, quedó bajo la carretera. El me dice, no, vamos a tirarlo más adelante, más adelante y yo cada vez que le decía vamos a tirarlo aquí y él no, más adelante. Cuando ya en lo último le dije entonces a donde lo vamos a tirar, entonces fue cuando me dijo, yo necesito que lo tiremos en tal sitio, si me entiende. Entonces cuando ya llegamos al sitio yo le dije y esto aquí que es? Y fue cuando me dijo esto es una finca del Papá del gobernador.

Entre cinco y seis, te juro por lo más sagrado que vimos varios policías y ninguno nos paró, ninguno nos paró a nosotros en esa camioneta”.

Por qué la finca del Papá del Gobernador ?

“¿Necesitamos esto, porque con esto necesito yo presionar, y yo le le digo que presionar? Y me dice es que si pasa algo con esto yo puedo presionar los contratos para que no me los quieten y pueda seguir recibiendo plata, si me entiende, y yo le digo ah bueno listo, hágale.

Lo de la enterrada del cadáver de Zapa al lado de la finca del papá del gobernador, todo eso yo tenía conocimiento, todo eso fue planeado. Pasaba algo, llegado el caso, el cadáver se llegaba a encontrar o algo, el cadáver era una presión, para él tener una presión a toda esta gente con los contratos. El cadáver allí en esa finca es para poder presionar para que no le quitaran ninguna clase de contrato a Henao”.

Cómo fue el entierro del cadáver de zapa?

“Cuando yo lo dejé allá, yo no lo enterré ese día, lo tiramos nada más. Yo me vengo, cuando le digo a él bueno listo ajá el pago de mi vaina esto, el me dio una plata, la verdad, me dio algo porque hasta que no se enterrara no. Ese día me da a mi veinte millones de pesos pero en el bolso que estaba habían cincuenta millones de pesos en el bolso que yo me quedo y ese día Henao también tenía un bolso con una plata donde tenía dos mil millones de pesos, ese día para entregarle a Zapa, era una entrega que le iba a hacer.

En resumida ese día mi señora sale para Santa Marta y yo me quedo en Sincelejo. Al día siguiente yo me organizo, compro una palita pequeña tal un palo, lo meto en un bolso y un piquito pequeñito y un palo y me voy con transporte público, me hospedo en un pueblo un poquito retirado donde yo pudiera irme en la madrugada a pie, si me entiendes, caminando por la orilla de la carretera para poderme meterme al monte. Así fue yo me hospedé hasta en la noche todas esas cosas, a la media noche. Nojoda mi llave en pueblo por ahí cerca es que estaba enterrado, Pueblo Nuevo es, me quede en un hotel cerca porque yo recuerdo que me demoré como cuarenta minutos para llegar a donde estaba enterrado él, la finca estaba a orilla de la carretera.

Ese día llego, bajo, ya el cuerpo estaba bastante descompuesto, me tome ese día media botella de Medellín de un solo pretinazo y me vacié el resto en el cuerpo, cogí una camisilla la llené de trago y me la amarré, si me entiende y comencé a hacer todo eso, a hacer el hueco hasta que lo cogí y lo enterré, le tire unas piedras encima”.

Qué pasó después de enterrar el cadáver en la finca del Papá del Gobernador?

“Cuando ya pasó todo eso se forma el escándalo porque Carlos Pérez nos coloca la denuncia. Listo ya paso todo eso ahí, yo corté la comunicación con Henao. Una vez pasa todo eso Henao llega al Aeropuerto de Santa Marta, tuvimos una reunión en el aeropuerto de Santa Marta, yo hablo con él, claro obviamente fuera del aeropuerto. Yo hablo con él y me propone que me va a dar cierta cantidad de dinero por lo del trabajo, por lo del homicidio y lo otro, me entiendes, él me ofrece a mí para que yo me entregue y él me decía pero si tu señora no tiene nada que ver ella puede asistir a las declaraciones y a esas cosas que los van a citar en Medellín y en Montería y yo le digo tras que yo estoy involucrado en esto me piensas tu involucrar a mi señora, a mi familia, a mi hogar, entonces me dijo no se puede hacer nada, tienen que citarla también, entonces yo le dije listo cuanto me vas a ofrecer tu a mí, y me dijo listo te ofrezco cuatrocientos, entonces yo le dije no, si me das seiscientos si, si me entiendes. De allí llegamos al acuerdo de seiscientos, pero él me dijo deja que los contratos comiencen a caminar y comiencen a desembolsarme, lo que él no esperaba era que le iban a cortar todos los contratos.

Paso todo eso al tiempo nos citaron yo llegué aquí a una citación aquí en Montería, hablamos, hablamos aquí bueno listo nos soltaron, después nos volvieron a citar, nos llamaron para Medellín, yo fui, mi señora paso todas las pruebas porque como no tenía conocimiento de nada. A mí me apretaban un poco más porque se suponía que uno debía tener más conocimiento y con los antecedentes más.

Yo negocio con el Fiscal, el fiscal viene y me plantea a mí, cuando sucede todo me dice, porque se le metían a mi esposa y le decían que me hiciera hablar, si me entiendes, hasta que la mujer mía me dijo amor cuadra con la Fiscalía organiza para ver, di que yo no tengo nada que ver en esto. El Fiscal me propone a mí de que va a soltar a mi esposa, si me entiendes, que si yo le entrego el cadáver va a soltar a mi esposa y me puede poner una condena mínima y todo eso y yo le digo listo no hay problema. Cuando yo le entrego el cadáver se le entrega como un crimen pasional que era lo que se había planeado con Henao. Cuando nos encontramos en Santa Marta habíamos planeado que se hiciera creer que el homicidio había sido un crimen pasional, y eso me trajo problemas con mi familia, con mi hogar, con mi esposa porque al hacer yo eso sentía que estaba involucrando a mi esposa, si me entiendes. Listo paso todo eso, porque supuestamente salía mi esposa y todo esto y se organizó todo eso y mi esposa salía”.

Cómo se planeó la muerte de zapa y qué razones tenía Henao para mandarlo a matar?

“Lo de Zapa comienza cuando llegamos a Santa Marta que él (Henao), se da cuenta que yo pertenecía a los grupos armados y yo le pregunto porque es la muerte y el me responde a mí que porque es la muerte, porque él le pagaba un porcentaje por los contratos a Jairo Zapa y Jairo Zapa le estaba subiendo un cinco por ciento y él me dice que ese cinco por ciento es una cantidad de miles de millones de pesos en todos los contratos, que lo mejor era apartarlo a un lado y quitarle la vida, o sea, le estaba cobrando de más.

Ellos se mantenían en discusión siempre, es más escuche una vez que Henao le decía a Zapa aja y entonces muéstrame donde el gobernador recibe la plata, o sea que le diera prueba que esa plata que él le estaba mandando supuestamente para el gobernador, el gobernador la recibía, que le diera prueba de que la plata llegara hacia allá porque Henao nunca, nunca tuvo contacto directo de movimientos directos de plata con el gobernador, si no como que eso lo manejaba, no se si Zapa manejaba eso internamente a nivel personal o trabajaba con el gobernador, eso si no te lo puedo decir que si era cierto que él supuestamente estaba recibiendo eso porque él nunca lo veía en las entregas porque solo recibí él, si me entiende, entonces no sé qué enredo tendría zapa allí, si el gobernador era consciente de eso o no era consciente de eso, Zapa tenía sus cuadres apartes con Henao, si me entiendes. Porque que yo sepa nunca, esa fue la discusión que tuvieron allí porque Henao cuando las entregas, Henao quería de que las entregas supuestamente si el gobernador estaba en todo eso que estuviera efectivamente cuando recibiera, pero nunca estuvo allí en algún momento de esos.

Henao es una persona que cuando lo conocí, es una persona que primero es él, segundo es él, tercero es él y así tenga que llevarse a quien tenga que llevarse por delante el quiere salvarse él siempre, si me entiendes.

Yo siempre hablé fue con Henao, con más nadie, con quien planeamos la muerte era con Henao, quien me daba los viáticos para movilizarme, todo, todo era Henao”

Por qué decide hablar?

“Usted sabe lo que me rogó mu mujer para que yo hablara, me ha suplicado porque usted sabe que ya tenemos dos niñas que es mi hija mayor que la tiene ella, la niña pequeña y ya está en embarazo. Ella me dice mira papi ya tenemos familia, tenemos hogar, tenemos esto y tras de esto estoy yo involucrada simplemente por ser la mujer tuya por acompañarte a estas cosas. Yo le dije bueno amor”.

Cómo se enteró Georgina, testigo clave de la Fiscalía, del asesinato de Zapa?

“La Fisalía siempre ha tenido a Georgina de testigo clave y Georgina nunca supo nada sino que Georgina lo único que supo fue que un día, yo vivo en la cinco allí en Gaira y yo salí en la moto, yo acababa de llegar de enterrar el cadáver y salí en la moto, estaba tomando, cuando yo vengo por la calle seis, una zona que se llama zona rosa, allí me encuentro a Jesús Albeiro en una esquina en un negocio que le dicen la finquita, si me entiende, allí me lo encuentro en la esquina y está con Georgina tomando, ya cuando me lo encuentro le digo, marica no sé qué hice si la cague o que hijueputa si las cosas están bien hechas, no sé, pero marica yo maté a este man y ya. El me dice a quien mán, y yo le digo marica yo maté a Jairo Zapa, yo cogí a ese marica y lo maté, le moché, le partí el pescuezo y todo, le tiré a mocha el pescuezo y lo maté y tal. Cuando yo le digo que lo maté Georgina escucha todo eso, si me entiende, Georgina escucha todo eso. Yo llego, ella estaba con Jesús Albeiro, yo llego porque lo veo y obvio yo llego y tengo el chip metió de que maté una persona y que la acabé de enterrá, porque pueda que uno haya eso esas cosas, pero eso es algo de que, si me entiende, de que ya al día siguiente ya tú te olvidaste de esa vaina, no eso no es así, eso no se olvida de un día para otro, estaba tomando y estaba bastante tomado, necesitaba contarle algo a alguien, necesitaba, tenía la vaina encima el torugo encima, no podía confesarle eso a mi esposa, no podía confesarle eso a mi mamá, no podía confesarle eso a ningún hermano, si me entiendes, y la única persona que tenía en esos momentos fue a Albeiro.

Con el tiempo Jesús Albeiro le dijo a Georgina que ya que se aleje que no quiere nada con ella y es cuando Georgina que vacilaba con un man del Gaula también, cuando estaba vacilando con este man, fue cuando ella empezó que ella se entregó al Gaula y empezó a dar las declaraciones de que supuestamente había escuchado en las reuniones que no se que, pero pura mierda, ella lo escucho fue el día que me escuchó hablando con Jesús Albeiro, ella nunca escucho nada, ella escucho todo lo que yo le hablé a Jesús Albeiro, porque Zapa en Cartagena todavía no había pensamiento de que lo iban a matar ni nada”.