Ataque de Estados Unidos a Siria podría terminar en una guerra contra Rusia

El ataque lanzado este viernes contra Siria por las Fuerzas Armadas de Estados Unidos, Reino Unido y Francia “no se quedará sin consecuencias”, advirtió el embajador de Rusia en Washington, Anatoli Antonov.

 

“Los peores presagios se han cumplido. No han escuchado nuestras advertencias. Nos vuelven a amenazar. Habíamos advertido de que estas acciones no se quedarán sin consecuencias. Toda la responsabilidad recae en Washington, Londres y París”, dijo el diplomático ruso en una declaración oficial de la embajada.

 

El jefe de la legación diplomática calificó de “inadmisibles” las palabras del presidente de EE. UU., Donald Trump, sobre la responsabilidad del mandatario ruso, Vladimir Putin, en el supuesto ataque con armas químicas contra la ciudad siria de Duma.

 

“Los ataques al presidente son inaceptables e inadmisibles. Estados Unidos, un país que tiene el mayor arsenal de armas químicas en el mundo, no tiene derecho moral de culpar a otros países”, subrayó Anatoli Antonov.

 

En su comparecencia desde la Casa Blanca, Donald Trump recordó que “en 2013, el presidente Putin y su gobierno prometieron a todo el mundo ser garantes en la destrucción de las armas químicas de Siria”. “El reciente ataque de Asad (contra Duma) y la respuesta es el resultado directo de la incapacidad de Rusia de cumplir sus promesas”, dijo el mandatario.

 

Tomado de El Tiempo