Bacrim estaría reclutando Guerrilleros para su organización

Foto tomada de Internet.

En estado de alerta se encuentran el Ejercito y la Policía en el sur de Córdoba ante el plan detectado a las Bandas Criminales de reclutar guerrilleros de las FARC y campesinos para sus filas.

Informes de inteligencia  revelan que en poblaciones como Juan José, Tierradentro, El Diamante y Palmira en los municipios de Montelibano, Puerto Libertador y Tierralta las Bandas Criminales están ofreciendo gruesas sumas de dinero a los guerrilleros que se quieran pasar a su organización.

La inteligencia del Ejercito también detectó que en el casco urbano de Tierralta se estaría organizando un movimiento antisubversivo, para según la información, combatir a los reinsertados de las FARC que se atrevan a delinquir cuando se reincorporen a la vida civil.

El informe de inteligencia también indica que durante los primeros meses del postconflicto se podría incrementar la inseguridad y la criminalidad en Tierralta, Montelibano y Puerto Libertador, ya que se da por seguro los ataques entre guerrilleros, por rivalidades en la clandestinidad y odios con miembros de las Bandas Criminales que hacen presencia libremente en la zona.

Disputan la ruta de la coca
En el informe de inteligencia revela además que las Bandas Criminales están a la expectativa de lo que pasará con los cultivos de Coca y las rutas que cuidaban los guerrilleros de las FARC en el Nudo de Paramillo. Dice que en la actualidad los hombres de las Banda Criminales han respetado la orden de las FARC de no negociar coca en la zona donde se concentrarán a partir del 26 de septiembre, pero últimamente se han presentado algunas desobediencias.

Desde hace tres meses no se mueve coca por la zona de Crucito, en donde la gente que vivía del cultivo y la comercialización está pasando necesidades porque les quitaron la producción y todavía no se las han pagado.

El mismo informe revela que el reciente secuestro de cuatro personas en Crucito estaría ligado al problema de la Coca ya que, según las averiguaciones, las FARC se las llevaron por desobedecer la orden de negociar la droga con las Bacrim.

Existe el temor de que una vez desmovilizados los guerrilleros, las bandas criminales comiencen a apoderarse de las rutas y los cultivos, pero además provoquen el desplazamiento o asesinato de campesinos, que por otro lado quedarán comprometidos con las FARC a erradicar los cultivos.

Fuente: Chica Noticias.