Borracho se cayó y murió con una cortada de la botella de alcohol que tomaba

Hospital Metropolitano de Barranquilla

Un caso insólito se presentó en el barrio El Silencio, al noroccidente de Barranquilla.

Allí un hombre identificado Carlos Jaime Santamaría Caicedo tomaba licor en su vivienda, ubicada en la calle 79B número 29B-06. Al parecer, bajo los efectos del alcohol el hombre se tropezó y cayó al suelo con la botella de aguardiente que tenía en la pretina del pantalón.

Tras la caída, la botella se partió y le ocasionó una herida en su pierna derecha con afectación a su vena femoral.

Su familia, precisaron las autoridades, lo trasladó a las instalaciones del Hospital Metropolitano, pero allí los médicos confirmaron que había llegado sin signos vitales.

Miembros de la Sijin de la Policía Metropolitana llegaron al centro asistencial a realizar la inspección del cuerpo y trasladarlo a Medicina Legal por ser una muerte violenta accidental.

Cortesía Zona Cero