Carlos Pérez, detenido por el crimen de Jairo Zapa, pidió libertad y se la negaron.

El juez tercero penal de Montería, Jaime Lindo Espitia, negó durante la libertad condicional invocada por la defensa de Carlos Pérez Escobar, capturado por a desaparición y posterior asesinato del exdirector de regalías, Jairo Zapa Pérez.

La solicitud de sustitución de medida de aseguramiento por una no privativa de la libertad que pidió la defensa del detenido, fue negada porque según el juez, el argumentó de la solicitud a partir de la imposición de la medida de aseguramiento, que fue en mayo de 2014, para la fecha no estaba vigente una nueva regla, a partir de la ley 1786 de 2016.

La citada jurisprudencia modificó el término de las medidas de aseguramiento y advierte que “en los casos susceptibles de prórroga, los jueces, además de los requisitos contemplados en el artículo 308 del Código de Procedimiento Penal, deberán considerar el tiempo que haya transcurrido por causa de maniobras dilatorias atribuibles a la actividad procesal del interesado o su defensor, caso en el cual dicho tiempo no se contabilizará dentro del término máximo de la medida de aseguramiento privativa de la libertad”.

La decisión del juez fue apelada por la defensa de Pérez Escobar para solicitar a una instancia superior la revocatoria de dicha decisión y con base en que hace un mes, un juez diferente concedió la libertad condicional a Jesús Torres Redondo, uno de los seis investigados por el asesinato de Zapa, y cuya defensa argumentó vencimiento de términos y demora en la instalación de la etapa del juicio.

Carlos Pérez Escobar permanece recluido en la cárcel las Mercedes de Montería, como también siguen con medida de aseguramiento por el homicidio de Jairo Zapa Pérez, el ex contratista de la Gobernación, Jesús Henao Sarmiento; Maximiliano García Bazanta, quien era compañero de trabajo de la víctima;, Joice Hernández Muñoz, confeso asesino material y Zuan Naidú López, compañera sentimental de este último.

La desaparición forzada y homicidio del ex director de Regalías de Córdoba, Jairo Zapa Pérez, ocurrió la tarde del 27 de marzo de 2014, en una casa del barrio la Castellana de Montería, hasta donde había sido citado a un supuesto almuerzo de trabajo.