Casa por cárcel para Emilio Tapia, condenado por el carrusel de la contratación

Emilio Tapia
Comparte en tus redes sociales.
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Fuentes del Inpec manifestaron que el Juzgado Primero de Ejecución de Penas de Barranquilla le concedió este beneficio el pasado 28 de diciembre.

Al excontratista Emilio Tapia, condenado por su participación en el conocido ‘carrusel de la contratación’ en Bogotá durante la administración de Samuel Moreno Rojas, le fue otorgado el beneficio de prisión domiciliaria. Fuentes del Inpec manifestaron que esta decisión fue emitida por el Juzgado Primero de Ejecución de Penas de Barranquilla el pasado 28 de diciembre.

Emilio Tapia en una de sus parrandas.

Tapia fue condenado en primera instancia a más de 17 años de prisión, sin embargo, en 2016 la Sala Penal del Tribunal Superior de Bogotá le rebajó la condena a 7 años y 5 meses de prisión. El excontratista fue sentenciado por las irregularidades en la entrega de contratos 071 y 072 de 2007 que tenían como objetivo la reparación de la malla vial en Bogotá.

El excontratista expidió un comunicado manifestando que el pasado 19 de diciembre le fue otorgada la prisión domiciliaria. “El pasado 19 de diciembre el Juzgado de Ejecución de Penas de Barranquilla me otorgó el beneficio de la prisión domiciliaria, no obstante que a la fecha he cumplido con las tres quintas (3/5) partes de la pena que me fuera impuesta por los jueces de la República y que me hacen merecedor de la libertad condicional».

Emilio Tapia en audiencia

En el comunicado, emitido por Noticias Caracol, el excontratista también dice que se comprometió a colaborar con la Fiscalía en este caso. “De nuevo, reitero mi compromiso con la verdad con las decisiones de los jueces y presentó públicas, sinceras y sentidas excusas por el daño causado a la sociedad y a mi familia y espero encontrar la redención con un comportamiento ajustado a la ley”.

Según la investigación que en su momento realizó la Fiscalía, el excontratista conformó “una empresa criminal” con el entonces alcalde de Bogotá, Samuel Moreno Rojas; su hermano, el senador Iván Moreno Rojas –condenado a 14 años de prisión–, el asesor jurídico del Grupo Nule, Álvaro Dávila, y el excontratista Julio Gómez –condenado por estos hechos de corrupción–.

Sobre Tapia Aldana ya pesaba una condena de tres años de prisión por el delito de concierto para delinquir –el cual aceptó– por su responsabilidad en este escándalo de corrupción en Bogotá. Este fallo en su contra fue por las irregularidades cometidas en la adjudicación de los contratos de la Fase III de Transmilenio en el Instituto de Desarrollo Urbano (IDU), de los que se gestaron en la Unidad de Mantenimiento de la Malla Vial (UMV) y cinco contratos de obras públicas que se hicieron con recursos recolectados por el cobro del impuesto de valorización.

Samuel Moreno y Emilio Tapia.

Contra Tapia Aldana existió otro proceso por el delito de lavado de activos. Según el ente investigador, el empresario continuó realizando actividades ilícitas mediante empresas fachadas y testaferros utilizando el dinero del que se apropió de manera ilegal en las irregularidades que rodearon la entrega de contratos viales en la capital de la república. | Con información de El Espectador.