Científico de la Unicórdoba asegura que el agua de Córdoba y parte de la Mojana se está disminuyendo

Teobaldis Mercado Fernández, ingeniero agrónomo, docente de planta de la Universidad de Córdoba, Doctor y Máster en Hidrociencias, con especialización en Manejo de Suelos y Aguas.

La oferta de agua ha disminuido hasta en un 20 % en seis municipios de Córdoba y parte de la Mojana, revelacientífico de la Unicórdoba

La oferta de agua ha disminuido hasta en un 20 % en las últimas cuatro décadas, con mayor intensidad en los últimos diez años, en cuatro municipios de Córdoba y en la región de la Mojana Sucreña, concluye investigación de experto de la Universidad de Córdoba.

Se trata de los municipios de Planeta Rica, Canalete, los Córdobas, Sahagún, Chinú, Pueblo Nuevo y el área mencionada en el vecino Departamento y la situación surge a partir de la desaparición de los bosques húmedos, tanto primarios como secundarios y de la conversión de muchas áreas en potreros.

El estudio lo realizó el doctor Teobaldis Mercado Fernández, uno de los conferencistas magistrales durante el 47 Congreso Internacional de la Sociedad Colombiana de Control de Malezas y Fisiología Vegetal (Comalfi), que se desarrolla desde ayer y hasta este viernes en el auditorio cultural de la Universidad de Córdoba.

El doctor Teobaldis Mercado Fernández compartió con el público asistente su conferencia magistral: Efecto del Calentamiento Global a Escala Local y su Impacto a la Oferta Hídrica.

“El calentamiento del territorio o aumento de la temperatura en los últimos años está incidiendo en la cantidad de agua de esta zona objeto del estudio, con un efecto primario en las poblaciones y en los sistemas productivos”, sostuvo el profesor Teobaldis Mercado Fernández.

Agrega el experto de la Unicórdoba que en los últimos 40 años la temperatura ha aumentado alrededor de 0.8 grados, lo que incurre en la oferta pluvial y regulatoria del agua.

“Este fenómeno se ha intensificado en la última década y todo esto tiene que ver con la intervención del territorio, se han destruido los bosques y una buena extensión se ha convertido en potreros.

No estamos en contra de esos sistemas, pero debe propenderse por un equilibrio con el efecto positivo que deben tener las coberturas arbóreas, porque, un árbol frondoso puede retener hasta un 20 % de la cantidad de lluvia en su entorno y esa es el agua que posteriormente vemos en las corrientes y que se infiltra en el suelo”, explicó el experto de la Universidad de Córdoba.

Teobaldis Mercado Fernández es ingeniero agrónomo, docente de planta de la Universidad de Córdoba, doctor y Máster en Hidrociencias, con especialización en Manejo de Suelos y Aguas.