Coca Cola quiere que el público le diga cuál será su próximo endulzante

¿Puede un producto tener peor fama que el azúcar? múltiples investigaciones han relacionado a los cristales blancos con enfermedades cardiovasculares, diabetes, depresión y obesidad. ¿Y puede algún producto tener más azúcar añadido que las gaseosas, que tienen 39 gramos por lata –algo así como 10 cubitos de azúcar–?

Con esa realidad en el panorama, Coca-Cola decidió expandir lo que calificó como “su búsqueda de alternativas bajas en calorías y naturales al azúcar” a través de dos concursos públicos en la plataforma de crowdsourcing HeroX, cuyos ganadores recibirán entre $100.000 y $1 millón de dólares.

Robert Long, jefe de Innovación de Coca-Cola, explicó ambos retos. El primero le hace un llamado a los científicos para que busquen “un componente que tenga orgen natural, que sea seguro, que tenga pocas o ninguna caloría y que cree la sensación del azucar cuando se añadida a bebidas o comidas”. Aquella idea ganadora recibirá US$1 millón en octubre de 2018.

Y es que si bien la compañía ya tiene varios productos endulzados con Stevia y con edulcorantes artificiales, investigaciones recientes han demostrado que éstos tienen efectos adversos en la salud, como la aparición de intolerancia a la glucosa (que puede desencadenar en diabetes) o una sobre estimulación de la sensación de hambre.

“Mientras extendemos nuestro portafolio, estamos abrazando una mentalidad de ‘prueba y error’”, señaló en julio pasado el nuevo CEO de la compañía, James Quincey. “Estamos viendo lo que quieren los consumidores y estamos ajustándonos a ello de forma inmediata. Porque al final del día, la velocidad y la agilidad es crítica en este panorama de consumidores que cambian rápidamente”, añadió.

Es por esto que en enero de este año, la compañía decidió meterse de lleno al negocio de las bebidas –no solo de gaseosas– con un modelo de negocio cuyas marcas estén centradas en los deseos del consumidor, incluyendo opciones y bebidas con pocas o ninguna caloría.

Por otra parte, el segundo de los retos propuestos por la empresa es llamado el “Sweet Story Challenge” (reto de una historia dulce), y busca que las personas compartan una anécdota de los métodos favoritos para endulzar las comidas y las bebidas en su cultura, comunidad o familia. Los cinco mejores relatos recibirán un premio de US$100.000.

Ambos proyectos están siendo liderados por el Equipo de Adquisiciones Externas de Coca Cola, que investiga nuevas tecnologías para sus productos y empaques.

Tomado de El Espectador.