Colegios públicos de Montería no tendrían plata para graduar a sus estudiantes

Estudiantes de la IE Conalco.
Comparte en tus redes sociales.
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Para nadie es un secreto cómo sobreviven los colegios públicos del país, sobre todo los regionales. Las asignaciones de recursos vienen en caída vertiginosa. Los presupuestos de los colegios públicos, han caído en más de 50 % en los últimos años.

Esta situación se ve reflejada en las instituciones oficiales del municipio de Montería, cuando Ricardo Madera, Secretario de Educación municipal les dijo que este año no podían contar con recursos de calidad educativa debido al recorte hecho por el ministerio de Educación.

Ricardo Madera, Secretario de Educación de Montería

Los sesenta rectores de planteles urbanos y rurales del municipio esperaban esos dineros para invertir como vienen haciéndolo cada final y principio de año, en necesidades como mandar hacer diplomas, actas de grado, mantenimiento de silletería, abanicos de techo y aires acondicionados; compra de papel higiénico, escobas y traperos.

El funcionario les argumentó que no hay recursos de calidad, porque hubo un recorte en los rubros asignados por el ministerio de educación. Sin embargo, existe un sinsabor en algunos de los rectores, porque la Ley 715 establece que esos dineros debe girarlos la Nación cada año sí o sí. Luego que son consignados, el mandatario de turno de manera discrecional decide cómo invertirlos en los términos que establece la ley.

Rectora de IE de Montería.

Ante esta situación, algunos rectores manifestaron que tendrán que fiar los diplomas para poder adelantar la jornada de graduación de fin de año. Otros, en cambio, explicaron que ante la falta de recursos se verán obligados a no hacer ceremonias de grados.

“Tendremos que postergar la fecha graduación para el otro año porque como no tenemos dinero para esos menesteres nos tocará decirles a los alumnos de boca que si son bachilleres”, dijo el rector de la Institución Educativa La Rivera, Víctor Rehenals.

Como una posible solución, el alcalde Marcos Pineda invitó a los rectores a exteriorizar el problema ante la ministra de educación el 22 de noviembre en Montería.
Además se conoció que el alcalde gestionaría esos recursos que superan los 750 millones de pesos. Sin embargo, no se comprometió a conseguir todo el dinero.

Alcalde, Marcos Daniel Pineda.

Mientras tanto, los rectores temen que no solo se se aplace la jornada de graduación, que está muy cerca, sino que cuando regresen de vacaciones no tengan como mandar a quitar la maleza, o comprar siquiera papel higiénico y desinfectantes para los baños.

Este panorama contrasta con el júbilo por los resultados de las Pruebas Saber que dejaron a Montería en la cumbre con los mejores resultados en el Caribe. | Vía La Flecha.