Colegios serían multados si incluyen útiles innecesarios en listados escolares

Constantes son las quejas que presentan para inicio de año los padres de familia, dado al listado de útiles escolares que deben comprar por solicitud de los centros educativos a donde acuden sus hijos, y a los cuales califican en su mayoría de “útiles inútiles” pues no solo son de alto costo sino que resultan innecesarios o exagerados.

Así lo afirmó, Carlos Ballesteros, presidente de la Confederación Nacional de Padres de Familia, al solicitar a las instituciones educativas “tener en cuenta el incremento en todos los productos” y la situación económica de algunos padres de familia antes de solicitar elementos escolares costosos o poco necesarios.

Aseguró que deben “abstenerse de pedir cosas que no se van a utilizar durante el año escolar, como resmas de papel o rollos de papel sanitario” pues resaltó que las quejas frecuentes de los padres de familia “es lo que hemos llamado los útiles inútiles, por ejemplo, pedirle 10 resmas de papel durante un solo pedido para todo el año o 20 o 30 rollos de papel higiénico, o 20 o 30 tablas de ajedrez, si tienen 30 niños en un salón serían 30 tablas de ajedrez y eso no tiene sentido”.

De ahí que solicitará tanto al Ministerio de Educación como a las secretarias de Educación prestar “atención a las quejas de los padres de familia, que abran realmente procesos de investigación en aquellos casos que lo ameriten, que den resultados eficaces a las denuncias que se presentan”.

Al respecto, Eliana Ianini, asesora de Educación Privada del Ministerio de Educación, afirmó que es importante que los padres de familia sepan que el colegio no puede exigir que entreguen los materiales, “porque los materiales no deben ser para dotación del establecimiento educativo sino para dotación personal de los estudiantes”.

“Todo lo que pida el colegio es para que el estudiante lo use, el colegio debe tener dotadas sus instalaciones (…) no se puede decir que puede ir o no en una lista porque muchas cosas pueden tener uso pedagógico, pero es claro que el colegio no puede exigir que se los entregue y que los compren todos de una vez”, agregó.

Explicó que las listas de los materiales escolares se deben entregar al momento de la matrícula e invitó a los padres de familia a radicar las quejas “en cualquiera de las 95 secretarias de Educación” con el fin de que se realicen los trámites pertinentes.

“Hay que hacer una investigación al establecimiento educativo y si se encuentra que incurrió en las fallas se mira la gravedad de las fallas, qué tanto hayan reincidido y desde una amonestación verbal hasta multas que van entre los 39 y 156 millones de pesos o el cierre de los establecimientos si es de mucha gravedad”, puntualizó.

Cortesía-Canal1