Colombia Amnésica

Horacio-Garnica-Opinión.

El fallecido y mi muy leído columnista Lucas Caballero KLIM, en la introducción de su libro ” LA SEGUNDA ESPERANZA”, publicado el 6 de abril de 1979, en uno de sus apartes dice :

” Los colombianos, en general, carecen de memoria o la tienen tan frágil que es como sí no la tuvieran. La historia no les interesa y por ese motivo nuestro pueblo, es un pueblo curioso, que cae periódicamente en los mismos errores y nunca escarmienta. La vida política del país en las últimas décadas denota un menosprecio absoluto de la historia, y eso explica por qué, si no rectificamos el amnésico rumbo, seguiremos siendo eternamente una comunidad postrada e irredenta”.

Veintinueve años después todo sigue igual, somos un pueblo postrado e irredento, pero también un pueblo política y mayoritariamente inspirado en la diosa griega de la guerra Atenea; tal como lo demuestra los siguientes referentes bélicos:
– Guerra de Conquista y Colonización ( 1519)
– Guerra de Independencia ( 1810 )
– Guerras Regionales ( 1829 ).
– Guerras Separatistas ( 1830 )
– Guerra de los Supremos ( 1839 )
– Guerra Conservadora y del Clero ( 1849 )
– Guerra Federalistas y Centralistas ( 1860 )
– Guerras Civiles entre liberales y conservadores. 54 guerras . (1864- 1884 ).
– Guerra Liberal de los Mil Días (1899).
– Violencia Política de 1948 con motivo del asesinato de Jorge Eliecer Gaitán.
– Guerra de Pacificación (1953)
– Guerra Contrainsurgente (1958 ).

Todo ese transcurrir proceloso, culminó con un Acuerdo de Paz entre Liberales y Conservadores denominado Frente Nacional en el año 1958.

Fueron 94 años ensangrentando el país y sembrando la tierra de muertos, devastación humana que inicia con la primera guerra civil en el año 1864 y termina en el año 1958. Sus ideólogos, patrocinadores y protagonistas, quedaron amparados por la ya renombrada impunidad de la que tanto se habla, y fueron premiados con la Presidencia de Colombia.

Ellos tienen sus herederos en la política actual, que hoy posan de ser maestros de la ética, de la moral y de pulcritud política, y acérrimos denunciadores de la impunidad ajena.

“Ven la paja en el ojo ajeno y no ven la viga en sus propios ojos”.

Después de los anteriores episodios bélicos, se inicia la Guerra Sucia en el año 1979, aún vivita, coleando y matando.

Parodiando a KLIM, podemos decir: que sí no rectificamos el amnésico rumbo, Colombia seguirá siendo una Nación postrada e irredenta. De ahí que es necesario que nos demos la oportunidad de ” UNA SEGUNDA ESPERANZA”.

Una segunda esperanza para la Región Caribe y para Colombia.