Colombia, el segundo país con más abogados en el mundo

Según la Corporación de Excelencia en la Justicia, el país es el segundo, después de Costa Rica, con más juristas por cada 1.000 habitantes.

Cerca de 100 facultades formales de derecho existen el país, por lo que se explica que existan más de 400.000 tarjetas profesionales expedidas por el Sistema de Información del Registro Nacional de Abogados y Auxiliares de la Justicia, e igual o un superior número de abogados ejerciendo su profesión en el país.

De acuerdo con cifras de la Corporación de Excelencia en la Justicia, Colombia es el segundo país con más abogados por casa 1.000 habitantes, algunos expertos creen que esto puede derivarse de diferentes factores, entre ellos, el hecho de que el país sea altamente judicializado y de muchos conflictos, viviendo un proceso de paz que ha involucrado a todos los sectores de la sociedad.

Según un estudio publicado recientemente por la revista Forbes, Estados Unidos es el país que mejor paga a sus abogados con un salario promedio de US$10.000 mensuales, lo que se aleja de los US$833 dólares que gana un abogado colombiano recién egresado.

En cuanto al panorama latinoamericano, el salario de los nacionales es de los más bajos de la región, detrás de Costa Rica US$1836, Argentina US$1686, Brasil US$ 1221, y Chile US$897, apenas superando a México US$588.

Legis afirma que en Colombia el promedio salarial de un abogado varía según el tamaño de la empresa contratante, la región en la que es contratado y la experiencia del jurista. Una empresa pequeña podría contratar a un profesional por $1.750.000 y sólo entregarle $189.000 pesos adicionales como beneficio, para sumar un total de $1.939.000.

“Con un amplio recurso humano disponible, las tendencias en el mercado jurídico nacional están a la par con las globales y plantean modelos de negocios que van desde la llegada y conformación de bufetes gigantes, la hiper especialización de los despachos, el libre ejercicio, y los negocios de asesoría legal a la medida”, Erick Rincón Cárdenas, gerente general de Legis.

Vía El Espectador.