Colombianos que hagan negocios con venezolanos sancionados incurrirán en lavado de activos

Recientemente el Departamento del Tesoro de Estados Unidos. sancionó a más de una docena de funcionarios venezolanos, entre ellos figuran la presidenta del Poder Electoral, Tibisay Lucena y el exvicepresidente de Venezuela, Elias Jaua. Con dicha sanción, ningún ciudadano estadunidense podrá hacer negocios con los funcionarios venezolanos. Además, todos sus bienes estarían sujetos a la jurisdicción en EE.UU.

A la medida se une Colombia, pues el jefe de la cartera económica, Mauricio Cárdenas, confirmó que Colombia apoyará dicha sanción, y queda prohibido que algún ciudadano colombiano haga negocios o transacciones con estos 13 funcionarios chavistas. Quien lo haga podrían incurrir en el delito de lavado de activos

“La idea es respaldar la efectividad de la medida de Estados Unidos, de tal forma que, si llega a haber algún tipo de estas personas con Colombia, inmediatamente se adopten las medidas”, explicó el ministro para Blu Radio.

De otro lado, el Gobierno se encuentra investigando si estos 13 funcionarios tienen cuentas en el sistema financiero colombiano o alguna propiedad en el territorio nacional. De esta manera queda en claro el apoyo que el país brinda a Estados Unidos en esta medida conocida mejor como la “lista Clinton”.

Acerca de la sanción
El paquete de sanciones se concentra en funcionarios actuales o pasados “asociados con las elecciones o por quebrantar la democracia, así como la violencia generalizada contra manifestantes de la oposición y corrupción”, señaló el Tesoro.

Las sanciones apuntan funcionarios actuales o pasados “asociados con las elecciones o por quebrantar la democracia, así como la violencia generalizada contra manifestantes de la oposición y corrupción”, señaló el Tesoro.

Jaua y Lucena fueron incluidos en la lista por movilizarse “activamente” en apoyo de la Asamblea Constituyente convocada por el presidente Nicolás Maduro y por “minar la democracia y los derechos humanos en Venezuela”.

TOMADO DE EL ESPECTADOR