¿Cómo afecta al usuario el fallo contra Claro y Movistar?

El fallo de un tribunal de arbitramento que ordena a Claro y Movistar pagar una suma del orden de los 4,7 billones de pesos (más de 1.500 millones de dólares) tiene ramificaciones legales, cuyos verdaderos alcances todavía están por dimensionar.

Aunque el concepto es de única instancia, es probable que una demanda de Claro por el mismo tema (la reversión de sus redes de telecomunicaciones) tenga un nuevo ‘round’ en cortes internacionales.

Pero más allá del desarrollo del tema legal, hay inmediatas repercusiones en el panorama de las telecomunicaciones en el país. Muchos usuarios se preguntan si terminarán ellos pagando las consecuencias de la decisión, que para algunos observadores no es menos que un error histórico, y para otros, un triunfo jurídico del Estado.

Es posible que veamos una reducción de promociones y ofertas a los nuevos usuarios.

Por lo pronto, no espere ver un aumento en su cuenta de celular. En principio, no hay sustento para la tesis de que un fallo millonario en contra de los operadores se traduzca en un incremento de tarifas, que están reguladas. Es posible que veamos una reducción de promociones y ofertas a los nuevos usuarios, pero las empresas no han indicado que ese sea su plan y, de hecho, tal medida podría terminar golpeando todavía más sus finanzas.

Un pago multimillonario sin duda sacude el panorama financiero de las firmas involucradas y promete alterar sus planes de inversión. Los 4,7 billones del laudo arbitral son el doble de la inversión que, en conjunto, hicieron Claro y Movistar en el sector telecomunicaciones de Colombia el año pasado.

Para Movistar, los 1,6 billones que se le ordena pagar son más dinero que los 1,2 billones que acordó poner el Gobierno en la más reciente capitalización de la firma, pactada este año. Dado que el Estado tiene un 32 por ciento de participación accionaria en esa empresa, cabe preguntarse si deberá asumir una parte proporcional de la deuda y pagársela a sí mismo.

Un punto sensible es la subasta de la banda de los 700 MHz, que el MinTIC ha dicho es una de sus prioridades en lo que queda del año. Si bien esa cartera ha señalado que el proceso sigue, está por ver si lo hará con la participación de Claro y de Movistar.

Dado que el Estado tiene un 32 por ciento de participación accionaria en esa empresa, cabe preguntarse si deberá asumir una parte proporcional de la deuda y pagársela a sí mismo.

TOMADO DE EL TIEMPO.