Cómo controlar los gastos de una boda

Angélica Fuentes. Columnista de Río Noticias.
Comparte en tus redes sociales.
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

La mayoría de las parejas que empiezan a planificar su boda en primer lugar piensan en una boda ideal. El siguiente paso es ver de cuánto dinero disponen. Lamentablemente estos dos conceptos no coinciden casi nunca. La mayoría de las parejas se enfrentan a esta planificación que conllevan muchos gastos que no siempre son fáciles de controlar.

Casarse cuesta dinero, es una realidad de la que seguramente son conscientes. Todas las decisiones que toman durante la organización del enlace estarán condicionadas por un presupuesto inicial.

Desde las invitaciones de boda hasta la elección del lugar de celebración, pasando por el vestido de novia, los zapatos, el ramo, la joyería o el traje de novio, todo dependerá de estos fondos. Como novios, solo ustedes saben cuánto dinero pueden o quieren gastar en su gran día.

Simplemente deben buscar, preguntar e insistir hasta dar con los profesionales más indicados.

1. El presupuesto

Es importantísimo definir un presupuesto para tu boda. Si no sabes cuánto dinero cuestan los servicios que te interesan, ni sabes cuánto dinero puedes dedicar a tu boda, es primordial definir bien en lo que están dispuestos a pagar para cada producto o servicio que quieren para su boda.

2. Los invitados a la boda: eviten los compromisos

Aquello de invitar por compromiso pasó de moda. En la actualidad, los novios tienen claro que en su boda quieren compartir el amor que sienten por su pareja con sus seres queridos más cercanos: familiares y amigos.

Reducir la lista de invitados será el primer paso a dar si quieren controlar sus gastos desde un principio. Por ello, piensen en la importancia de ese día tan especial y en quién desean que realmente los acompañen.

3. Sean conscientes de los limites

Si ustedes son quienes pagaran la boda entera o gran parte de ella, concierten una cita con una Wedding Planner, quien les dará una idea de los costos, podrá aconsejar lo que necesitan y buscará lo que mejor se adapte a su presupuesto.

4. Abran una cuenta bancaria para la boda:

Tener ahorros disponibles será una gran tranquilidad a la hora de afrontar la organización de tu boda y será la manera más sencilla para administrar el presupuesto de ésta. Una cuenta bancaria exclusivamente para la boda te dejará saber con exactitud cuánto dinero se deposita y cuanto se gasta.

5. Reciban los aportes desde el principio:

Si otras personas van a aportar parte del dinero para la boda, procuren que se lo entreguen de una sola vez.

6. Fúguense.

¡Es una broma! jajaja

7. Sean puntuales

Es importante organizarse y seguir estrictamente el programa fijado para la boda con el fin de evitar cobros extras por tiempo adicional.

8. Negocien

Es perfectamente aceptable pedir un descuento a los proveedores si se tiene una razón legitima para hacerlo. Ese puede ser el caso si la boda se llevará a cabo en un día de baja temporada.

9. Reservas

Al ir contratando los proveedores de su boda ellos irán pidiendo reservas. Ese dinero deben que darlo inmediatamente a la hora de reservar la fecha y firmar el contrato. Según el tipo de proveedor que sea, se puede llegar a pedir hasta el 50% del presupuesto y ese dinero tienen que tenerlo preparado.

Antes era muy habitual pagar al salón o catering tras la boda. Ahora, cada vez más, lo habitual es pagar el 50% del presupuesto al reservar o el resto entre un mes y una semana antes de la boda. De forma que no podemos estar esperando a tener el dinero de los regalos para pagar, tendremos que disponer de este antes. Razón de más por la que es tan importante fijar su presupuesto.

Con Amor, Angie S. Asesora de Bodas
Sígueme en Instagram