Concejal le quitó parte del dedo a contratista en medio de una pelea a mordiscos

Comparte en tus redes sociales.
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Todo comenzó porque ambos se acusaron de haber cometido actos de corrupción en el municipio de Algarrobo, Magdalena.

Hay consternación en el municipio de Algarrobo, Magdalena, luego que un concejal le cercenara de un mordisco una de las falanges del dedo índice a un contratista de la Alcaldía de esa municipalidad.

El hecho se registró en medio de las acusaciones y fricciones que se han generado en el programa de entrega de ayudas alimentarias a los más necesitados como consecuencia de la cuarentena generada por el COVID-19.

Afirman testigos que el concejal conservador Jaider Isaza Gutiérrez y el contratista de la Alcaldía de Algarrobo Jolman Contreras de la Hoz, se acusaron mutuamente de corrupción en redes sociales y en la emisora comunitaria.

Luego de varios minutos, Jaider fue hasta donde se encontraba Jolman y después de discutir se fueron a los puños.

Pese a la intervención de los vecinos del sector donde se produjo la pelea, quienes intentaron separarlos, el concejal mordió fuertemente al contratista en el dedo índice de la mano derecha y le cortó el distal.Publicidad

Por su parte, el contratista, con un puñetazo, le rompió la frente al cabildante de esa municipalidad.

La alcaldesa de Algarrobo, Liceth Prieto, condenó la acción y dijo que el caso había sido puesto en manos de la Procuraduría y la Fiscalía para que se encarguen de adelantar las investigaciones.

La mandataria pidió a los funcionarios y a la comunidad a mantener la calma y a tratar de evitar los agravios y agresiones.

“Se avanza más en paz y concentrados en los proyectos, gestiones y labores que en peleas que solo afectan aún más el estado emocional”, concluyó la alcaldesa.

Jolman Contreras de la Hoz, el contratita del dedo cercenado, manifestó que el concejal lo acusó de hechos que no son reales y el respondió, y cuando lo señaló pidiéndole respeto el cabildante le cogió el dedo, se lo mordió y le tocó golpearlo para que lo soltara.

Por su parte, Jaider Isaza Gutiérrez no se ha pronunciado hasta el momento. Él llegó al concejo de Algarrobo al haber obtenido la segunda votación como candidato a la alcaldía y es el vocero de la oposición desde el ayuntamiento municipal.