Concejo facultó al alcalde para ejecutar el presupuesto general del municipio, fin a extraordinarias

Plenaria del Concejo de Montería

Por unanimidad, la plenaria del Concejo de Montería, ajustó y aprobó el proyecto de acuerdo 028 que establece el presupuesto del municipio de Montería para la vigencia 2017.

De esa manera los cabildantes le dieron cumplimiento a la sentencia del Tribunal Administrativo de Córdoba, que delimitó funciones de la Corporación y el Ejecutivo.

El presidente de la comisión de presupuesto del Concejo, Aldrin Pinedo, destacó la rigurosidad en el estudio y análisis del proyecto que estuvo acompañado por el equipo jurídico de la Alcaldía de Montería.

La ponencia favorable del proyecto fue presentada por los concejales, Liliana Yúnez y Gustavo Negrete, haciendo claridad que los ajustes se hicieron a siete artículos de la iniciativa como sugirió la sentencia del Tribunal.

El alcalde de Montería quedó con facultades para disposiciones generales que no alteren el funcionamiento administrativo, pero debe pedir permiso al Concejo de modificaciones del presupuesto, incorporación de recursos entre otras actividades, se aclaró en la plenaria.

Con esta decisión el Concejo de Montería culminó el periodo de sesiones extraordinarias para las que fue convocado por el ejecutivo.

El secretario de gobierno de Montería, Salim Ghisays Martínez, fue designado por la administración para clausurar las sesiones y anunció que pronto serán llamados nuevamente los concejales para estudio de otras iniciativas trascendentales.