Conclusión del debate en el Concejo. “Puente nuevo sí, pero mientras se construye ¿quién responde por el metálico?”

La construcción de uno nuevo, peatonalizar el metálico y que se asigne un doliente para mantenimiento de la infraestructura, fue el grito de batalla en el Concejo de Montería, donde se debatió la compleja situación del puente Gustavo Rojas Pinilla.

Con todos los actores en el recinto, el concejal citante del debate, Leonel Márquez, afirmó que entre las entidades del Estado y las concesiones viales se ‘tiran la pelota’ de responsabilidades frente al complejo problema de debilidad del puente metálico.

La concejala, Liliana Yúnez, dijo que muy a pesar que la Agencia Nacional de Infraestructura, ANI, Invías y Vías de las Américas, dicen que no existe riesgo de colapso, debe primar la seguridad ciudadana y por ende adoptarse medidas de mayor restricción en el paso de vehículos por el puente metálico.

Entretanto, el concejal, Daniel Márquez, sugirió que lo mejor habilitar el puente metálico solo para peatones, bicicletas y motos.

En el debate delegados autorizados por la ANI reconocieron que la solución definitiva es la construcción de un tercer puente urbano en la ciudad.

En la extensa discusión y análisis del tema, líderes cívicos responsabilizaron al Estado en su conjunto del abandono del puente y de los riesgos que pueda provocarle a la ciudadanía.

En el mes de julio el puente que hoy es responsabilidad de Vías de las Américas, pasa a manos de Invías, y mientras no se construya el puente nuevo el problema seguirá latente, concluyó el concejal citante, Leonel Márquez.