Conoce a la mujer de 101 años que venció al cáncer, a la pandemia de gripe de 1918 y ahora al coronavirus

Comparte en tus redes sociales.
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Angelina Friedman ha sobrevivido al cáncer, abortos espontáneos, hemorragias internas, septicemia y ahora no a una, sino a dos pandemias. Más de 100 años después de vivir la pandemia de influenza de 1918, la mujer de 101 años acaba de vencer al coronavirus.

Un administrador en el hogar de ancianos de Mohegan Lake, Nueva York, donde vive Friedman, dijo que la mujer ha vuelto a ser ella misma y celebra la vida como si nada hubiera pasado.

“También muestra lo mucho que el mundo necesita la esperanza de saber que puedes vencer esto a los 101 años”, dijo Amy Elba.

La hija de Friedman, Joanne Merola, le dijo a WPIX, afiliada de CNN, que su madre es una sobreviviente.

“Ella y mi papá tenían cáncer al mismo tiempo. Ella sobrevivió. Él no”, dijo.

En 1918, Angelina Sciales (ahora Friedman) nació en un barco que transportaba inmigrantes de Italia a la ciudad de Nueva York. Fue en medio de la pandemia de 1918. No se cree que el bebé haya contraído la enfermedad.

Su madre murió dando a luz, y sus dos hermanas la ayudaron a sobrevivir hasta que pudieran reunirse con su padre en Nueva York, donde vivían en Brooklyn, dijo Merola.

Una de 11 hermanos, Friedman es la última sobreviviente.

“Ella no es humana”, dijo Merola. “Ella tiene ADN sobrehumano”.

Ahora como residente del Centro de Terapia Restaurativa y Enfermería de North Westchester, a Friedman le tocó luchar contra otra pandemia.

“Ella había ido al hospital para un procedimiento y cuando regresó había dado positivo”, dijo Elba.

Merola le dijo a la afiliada que su madre se aisló en su habitación y tuvo fiebre durante varias semanas mientras luchaba contra el coronavirus, hasta el 20 de abril, cuando dio negativo.

Las enfermeras llamaron a Merola y dijeron que Friedman estaba muy bien. Estaba comiendo de nuevo y buscando hilo para tejer, le dijeron.

“Ella es muy activa”, dijo Elba. “Es una gran tejedora y hace todo tipo de cosas y las regala a los visitantes”.

El personal organizó una gran fiesta para el cumpleaños 101 de Friedman, y el año pasado fue nombrada reina del baile.

“Ella es muy activa. No lo creerías por su edad”, dijo Elba. “Aún realiza sus actividades de ocio que probablemente ha hecho para siempre”.

Al igual que muchas otras instalaciones, dijo Elba, han establecido medios alternativos para que los pacientes permanezcan en contacto con sus familias.

Debido a una lesión en la espalda, Merola no ha podido visitar a su madre desde febrero, pero no vive lejos de casa. Debido a que su madre es casi sorda, no pueden hablar por teléfono.

A medida que se acerca la temporada de graduación, Elba dijo que aunque las escuelas podrían no tener un baile, Friedman ciertamente tendrá el suyo, y espera que sea nombrada reina del baile de graduación por segundo año consecutivo.