Contenidos, vigencias y revisiones de los Planes de Ordenamiento Territorial

JOSE JAVIER DE LA HOZ. Abogado Especialista En Derecho Ambiental Territorial y Urbanístico Magister en Derecho Ambiental y Urbano Territorial.

Los planes de ordenamiento territorial son definidos como el conjunto de estrategias, objetivos, directrices, políticas, metas, programas, actuaciones y normas adoptadas para orientar y administrar el desarrollo físico del territorio y la utilización del suelo.

Los Planes De Ordenamiento Territorial están compuestos por tres componentes a saber; el denominado componente general el cual esta constituido por los objetivos, estrategias, y contenidos estructurales a largo plazo, entendidos estos como aquellos que permitan la identificación y localización de acciones para organizar el territorio para el aprovechamiento de sus ventajas comparativas en aras de conseguir el desarrollo económico y social del municipio, así como para el manejo y aprovechamiento de los recursos naturales y de los suelos.

El componente urbano; el cual es el instrumento para la administración del desarrollo y la ocupación del espacio físico de acuerdo a las diferentes clasificaciones del suelo el cual integra políticas de mediano y corto plazo, instrumentos de gestión y normas urbanísticas.

El componente rural; el cual debería garantizar la adecuada interacción entre la ruralidad de la ciudad y la cabecera municipal, la mejor utilización del suelo rural así como las actuaciones del municipio que tiendan a garantizar la ubicación de infraestructura.

Ahora bien; en lo concerniente a las vigencias de los planes de ordenamiento territorial podemos decir que el denominado contenido estructural tiene una vigencia de tres periodos constitucionales de las administraciones municipales, es decir, 12 años, el contenido urbano de largo plazo y rural tiene una vigencia de dos periodos constitucionales, esto es 8 años y la ley consagra una vigencia de un periodo constitucional para los contenidos urbanos de corto plazo.

Teniendo en cuenta lo establecido en la ley, las revisiones a los Planes de Ordenamiento Territorial se pueden adelantar por vencimiento en el termino de las vigencias, por razones de interés publico, por fuerza mayor o caso fortuito, esto es desastre o calamidad publica o teniendo en cuenta los resultados de estudios detallados sobre amenazas riesgos o vulnerabilidades que justifiquen una recalificación de áreas diferentes a las que originalmente se adoptaron en el POT.

La ley también permite revisar el POT para modificar excepcionalmente normas urbanísticas encaminadas a obtener o asegurar la consecución de los objetivos territoriales a mediano y largo plazo, este tipo de revisión podrá iniciarse en cualquier momento a petición del alcalde, claro esta, soportando técnicamente la decisión de modificar el Plan De Ordenamiento Territorial.

Adicionalmente se puede modificar el POT para habilitar suelos que serán usados para la construcción de viviendas VIS Y VIP, facultad esta que puede ser usada una sola ves durante el periodo constitucional del alcalde.

Según cifras del Departamento Nacional de Planeación de los 1101 municipios de país 900 requieren actualizar sus POT. Tener actualizados estos instrumentos de planificación le permitirá a la ciudadanía gozar de mejores ciudades, entendidas estas como territorios modernos, concepto que incluye sistemas viales, transporte publico, gestión del riesgo de desastres, cambio climático, protección de los recursos naturales entre otros aspectos relevantes.

Continuaremos desde este espacio con la labor de aportar en la divulgación de un aspecto trascendental para el crecimiento de nuestras ciudades.

Por: JOSE JAVIER DE LA HOZ

Abogado Especialista En Derecho Ambiental Territorial y Urbanístico.

Magister en Derecho Ambiental y Urbano Territorial.