Corte Constitucional reanuda hoy discusión a la demanda que busca penalizar los espectáculos taurinos

Demanda a espectáculos taurinos.

La Sala Plena de la Corte Constitucional reanudará el próximo lunes el debate de la demanda que busca que las corridas de toros novilladas, corralejas, becerradas y el rejoneo, y espectáculos similares, sean incluidos en la ley 1776 de 2016 que fijó penas y multas por el maltrato en contra de los animales en Colombia.


La ponencia del magistrado Alejandro Linares pide mantener la exclusión de estas penas para este tipo de espectáculos que tienen el rótulo de actividades de arraigo en el país y eventos culturales. Sin embargo, esta tesis no es apoyada por un grupo de magistrados que piden que la ley sanciones estas prácticas.


La demanda fue presentada por las ciudadanas María Cristina Pimiento, Esperanza Pinto Flórez y Juliana Marcela Chanín del Río quienes consideran que el Estado no podía avalar este tipo de actos de tortura contra los animales puesto que estaría desconociendo sus facultades de protección.


Fuentes cercanas al alto tribunal aseguran que el debate reviste de una gran complejidad hecho por el cual un grupo magistrados proponen que se presenten condicionamientos frente a la aplicación de la ley. En esta propuesta se indica que el Congreso de la República deberá en dos años examinar la presente ley.


La propuesta presentada por el magistrado Aquiles Arrieta es apoyada por los togados María Victoria Calle, Jorge Iván Palacio y Gabriel Eduardo Mendoza. En las discusiones se manifiesta que si viene estos espectáculos deben ser penalizados la última palabra sobre el tema la debe tener el Legislativo.


Otra propuesta que se ha presentado, y que tiene un cierto apoyo, es la que presentó el magistrado Alberto Rojas Ríos frente al hecho de modificar el fundamento de la denominada “fiesta brava”. Es decir, que se realicen estos espectáculos pero sin maltratar y mucho menos matar al animal.


Considera Rojas Ríos que como en otras partes del mundo los espectáculos taurinos, entre otros, se acabarán porque ya no le llamarán la atención al público en general. Ante la falta de demanda por este tipo de actividades las mismas se irán modificando o cerrando.


El último escenario que se presenta en este debate hace referencia al apoyo “sin peros” de la ponencia de Linares que pide que se continúe con la exclusión de las actividades culturales como lo son las corridas de toros de la ley. Esta opción es apoyada por los magistrados Luis Guillermo Guerrero y Gloria Ortiz.


Un punto clave que puede destrabar la discusión es el voto del magistrado Luis Ernesto Vargas Silva quien ha atendido todos los puntos del debate pero no ha hecho manifestación directa a ninguna de las posiciones que existen actualmente.


Tomado de El Espectador