Corte ordena la captura de la representante Aída Merlano

Aida Merlano- Senadora que podría perder la Curul.

La congresista fue suspendida por el allanamiento a su centro de operaciones en Barranquilla, en donde la Fiscalía encontró un moderno sistema de compra de votos. Deberá responder por cuatro delitos.

La Corte Suprema de Justicia emitió una orden de captura contra la electa senadora Aída, que hasta el momento la detención no se ha hecho efectiva pero se espera que en las próximas horas sea conducida a responder enemigos indagatoria por cuatro delitos: corrupción a sufragante; concierto para delinquir; fabricación, tráfico, porte o tenencia de armas, y ocultamiento, retención y posesión ilícita de cédulas

Todo pasó muy rápido. El pasado 11 de marzo, tras la jornada electoral para escoger al nuevo Congreso de la República, agentes de la Sijín allanaron la sede de campaña de la Representante y aspirante, en ese momento, al Senanado por el partido Partido Conservador, en Barranquilla. Y lo encontrado dio cuenta del más sofisticado sistema de compra de votos hasta ahora conocido en el país.

Las autoridades descubrieron cajas enteras con los registros de los votos comprados y un moderno sistema digital para llevar el control de los sufragios amañados y los respectivos pagos, incluyendo, rubros por “subsidio de transporte”. El escándalo apenas se empezaba a conocer cuando la Fiscalía remitió las evidencias a la Corte Suprema, juez natural de los Congresistas.

Allí el expediente le correspondió al despacho del magistrado Francisco Acuña, de la Sala Penal. La Representante envió una comunicación a la magistratura diciendo que estaba presta a atender cualquier llamado, pero la respuesta del máximo tribunal habla de la gravedad de los hallazgos: se ordenó la captura de la congresista.

Desde que se desató el escándalo, la electa Senadora ha guardado un férreo hermetismo. Su actividad se ha limitado a largas consultas con abogados sobre los escenarios judiciales que afrontaría. Luego de analizar varias opciones, Merlano decidió contratar al penalista Albeiro Yepes para su defensa ante la Corte Suprema y la Procuraduría. El ente disciplinario sancionó a Merlano por tres meses y anunció un proceso expedito para determinar su responsabilidad en el escandaloso caso.

La parlamenteria, en entrevista con SEMANA, hace algunos días aseguró que no ha salido del país, que permanece en Barranquilla, y que estaba a disposición de sus jueces para explicar todo lo que le requirieron.