Corte Suprema niega libertad a Musa Besaile, quien dice tener trastorno depresivo

La Sala Especial de Primera Instancia de la Corte Suprema de Justicia negó la suspensión de la medida de aseguramiento de detención preventiva en establecimiento carcelario solicitada por la defensa del excongresista Musa Besaile Fayad.

Según los abogados de Besaile, el exsenador argumentó que desde hace un tiempo padece de deficiencias coronarias y cuadros de depresión generados por el proceso penal que lleva la justicia en su contra tras ser investigado por el denominado ‘Cartel de la Toga’.

“De acuerdo con las pruebas legalmente practicadas o allegadas se acredita que la persona padece grave enfermedad que es incompatible con la prisión intramural, ninguna alternativa diferente queda al operador jurídico que la suspensión de la medida de aseguramiento de detención preventiva en establecimiento carcelario”, se lee en la petición.

Musa Besaile Fayad. Foto: Google

En ese sentido, la Corte solicitó al Instituto Nacional de Medicina Legal los resultados de tales exámenes y en ellos aseguraron que se trataba de “isquemia moderada de la parte inferior del ventrículo izquierdo con una extensión aproximada del 10%”, y que tal afección “no representaba estado de salud grave por enfermedad”.

“Es más, revisadas minuciosamente cada una de las valoraciones aportadas por el defensor, incluyendo la historia clínica del procesado por su hospitalización en la clínica Reina Sofía de Bogotá, ninguna da cuenta, de manera categórica, que el acusado Musa Besaile Fayad padezca un -estado grave por enfermedad-, que habilite la concesión del instituto reclamado”, precisa la respuesta de la Sala.

Igualmente, la corporación dejó claro que en la valoración de un especialista los conceptos médicos no determinaron que la enfermedad del excongresista debía ser tratada en un centro diferente a donde está recluido.

“En primer lugar, por cuanto las remisiones médicas no son resueltas con celeridad y, en segundo orden, debido a que su permanencia en el establecimiento carcelario no le garantiza una carga de estrés admisible”.

Hay que advertir que Besaile Fayad está privado de la libertad en una guarnición militar en el sur de Bogotá, tras ser investigado porque presuntamente pagó 2.000 millones de pesos al exfiscal Gustavo Moreno para frenar un proceso por parapolítica en su contra.