¿Cree usted que nuestro sistema de salud está preparado para cuando termine esta cuarentena o aislamiento obligatorio?

Artículo de opinión por: Cesar Armando Leal Lozano

Antes de responder la pregunta, es necesario indagar si realmente nuestro sistema de salud es adecuado, eficiente y efectivo en circunstancias normales (SIN COVID).

Desafortunadamente la respuesta es No, y un NO en mayúscula, pero amigo cabe advertir que no falla el sistema de salud, no, en realidad lo que falla es el «componente humano», así lo he analizado, y así lo explico desde la perspectiva legal.

En aras de ser explicito, tratare en la medida de lo posible realizar cuestionamientos y seguidamente dar respuestas, seguramente lo que voy a decir muchos lo saben, pero pocos se han puesto a la tarea de analizarlo.

Tuve la oportunidad de estudiar la tan criticada ley 100 de 1993, y los invito a que medio lean (hago la invitación muy respetuosamente.), los primeros artículos son muy bonitos, habla de unos principios en su artículo segundo, que en mí opinión son muy garantistas y eso está muy bien en un país tan desigual como lo es Colombia.

Igualmente cabe resaltar, que nuestra Constitución Política es garantista y estamos repletos de derechos fundamentales y tenemos tratados internacionales ratificados por el congreso de la República, lo que implica que esos tratados y convenios tienen el mismo rango legal que la constitución, y por si fuera poco, tenemos a la HONORABLE CORTE CONSTITUCIONAL, encargada de guardar la integridad y supremacía de la Carta Magna. ¿seguramente te preguntarás las razones del por qué te comento todo esto?

Es sencillo, el país está lleno de leyes, la misma constitución está repleta de letra muerta, que es muy bonita pero que desgraciadamente solo queda en el papel.

Ok, pero resulta importante responder otra pregunta.

¿Quién es el cargado de hacer cumplir la ley?

Respuesta: el ejecutivo (por las personas que votamos), creo que conocemos las aberraciones que comenten nuestros dirigentes.

Ok, pero me asalta otra duda, si nuestros gobernantes comenten “aberraciones”, ¿qué castigos deberían recibir?

¿Qué debemos hacer en Colombia para que se acabe la corrupción?

Fácil dirían muchos: ¡Creamos un ente que los vigile y listo!

En Colombia existen muchos entes que realizan actividades de control y vigilancia, los mal llamados «IA» procuraduría, contraloría, fiscalía, personería. (Además cada entidad gubernamental tiene un jefe de control interno que cumple las mismas funciones)

Ya conocemos los resultados de los entes de control, hace menos de dos años, el funcionario encargado de luchar en contra de la corrupción en las entidades territoriales (FISCAL ANTICORRUPCIÓN), fue condenado por corrupto, por extorsionar a mandatarios locales y regionales; que poca esperanza dirían muchos, pero aquí viene mi verdadera reflexión:

¿SOLUCIÓN PARA LA CORRUPCIÓN?

Muchos creen que la solución del problema es la cárcel, y llegan a señalar con vehemencia que la única salida es la muerte, sería un tema de larga discusión, pero esas no son las medidas más pertinentes para una sociedad acostumbrada a frases como “marica el ultimo, malicia indígena, el vivo vive del bobo,” entre tantas, en fin, son el pan de cada día en nuestra bella Colombia, desafortunadamente se han añadido a muchos compatriotas, con el trascurrir de décadas de manera silenciosa y desapercibida.

Ahora bien, la tan llamada “corrupción”, que es el discurso político del siglo XXI, pero que desafortunadamente no es un problema local, no, al contrario, trasciende fronteras, culturas e idiomas. No distingue sistemas políticos, la izquierda y la derecha, han sido infiltrados por este mal, incluso ha llegado hasta los espacios religiosos, que creíamos inquebrantables, ya nada nos sorprende.

Para derrotar a cualquier enemigo, debemos ante todo conocerlo, entenderlo, saber sus debilidades, y solo así, después de estudiarlos podemos atacar, con fuerza y decisión, unida toda una sociedad. El análisis es sencillo, debemos primeramente concientizarnos que la corrupción no es netamente política, es un problema que está latente en todas las esferas sociales, con un ejemplo tan sencillo podemos señalarlo: el deporte se ha visto afectado, arreglan partidos, arreglan carreras, pero eso no es tema de discusión, ahora en las calles Bogotanas, muchos ciudadanos no pagan Transmilenio, eso es corrupción a pequeña escala, pero no lo deja de ser. El ataque y la solución está en nuestras manos, el secreto para vencer lo tenemos en casa, son nuestros niños, los cuales están invadidos por la inocencia, debemos fortalecer el concepto de familia, debemos enseñar valores desde casa, debemos corregir con disciplina, debemos transformar al país sin salir de casa.

Finalmente, en este mar de ideas algo desordenadas, me gustaría concluir de la manera más precisa, el sistema de salud no es problema como ya lo expliqué, se pueden crear 10 sistemas de salud, pero si Colombia no cambia, estamos en la “olla”, el cambio debe empezar por uno, debemos recordar que los buenos somos mayoría, ese es nuestro aliciente.

Ahora bien, podemos estar aún peor, claro que sí, pudimos haber experimentado la situación de nuestro hermano país Ecuador, aún no hemos llegado a esos extremos y siendo sincero y con mucha Fe espero que no suceda. Aun no estamos en el pico más alto de infectados, se están tomando medidas, se están creando UCI en cada departamento del país. Oro todos los días para que sean las suficientes.

La ñapa: existe la SUPERINDENTECIA NACIONAL DE SALUD que tiene como fin ejercer control y vigilancia sobre la administración, los servicios y prestaciones de la salud de los seguros sociales obligatorios, de acuerdo con las normas del Sistema Nacional de Salud, como sujeto el Instituto de Seguros Sociales -ISS.

Comparte en tus redes sociales.
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email