¡Cuidado con la piel!

La exposición al sol durante tiempos prolongados sin ningún tipo de protección, puede traer como consecuencia cáncer en la piel. Para evitarlo, aplique sobre la piel protector solar cada vez que se va a exponer al sol y use además protector para los labios.

La exposición al sol debe ser de manera gradual; preferiblemente no lo haga entre las 10:00 de la mañana y las 4:00 de la tarde, ya que a esas horas los rayos ultravioletas se reciben de manera más intensa.

Use camiseta y gorra o sombrero. Así protege la cara, el cuello y partes del cuerpo que pueden estar expuestas durante el día a los rayos del sol.

Use gafas de sol. Así puede prevenir enfermedades oculares.