Denuncian asesinato de dirigente agrario

Jhon Jairo Rodríguez Torres, asesinado.

El crimen  contra  el dirigente campesino, defensor de Derechos Humanos e integrante de Marcha Patriótica en el departamento  del Cauca, ocurrió en el municipio de Caloto, en la entrada de la vereda Santa Rita, sobre la vía intermunicipal que comunica el Resguardo indígena de Toez y el centro poblado de el corregimiento El Palo, cerca de las 6:40 de la tarde del martes 01 de noviembre,  donde fue  encontrado el cuerpo sin vida del destacado representante de las masas  campesinas de la región.

Según la denuncia de las organizaciones agrarias e indígenas el cuerpo de Jhon Jairo Rodríguez Torres a la vista presenta tres impactos de arma de fuego y en a un costado del cuerpo se encontró una motocicleta DT en la que el líder campesino  transitaba antes de ser asesinado.

Jhon Jairo Rodríguez Torres, identificado con C.C. No. 76.142.107, de 34 años de edad y padre de tres menores, era integrante de la Junta de Acción Comunal del corregimiento el Palo, de la Asociación de Trabajadores Pro Constitución Zonas de Reserva Campesina de Caloto – ASTRAZONACAL, filial de FENSUAGRO-CUT y de la Asociación Nacional de Zonas de Reservas Campesinas-ANZORC, del Proceso de Unidad Popular de Suroccidente Colombiano-PUPSOC y del Movimiento Político y Social Marcha Patriótica en el Departamento del Cauca.

La dirección nacional del Movimiento Marcha Patriótica tras conocer la triste noticia del vil asesinato del dirigente campesino exigió al Fiscal General Dr. Nestor Humberto Martinez la designación de un cuerpo de fiscales delegados para afrontar el asesinato de líderes campesinos y defensores de Derechos Humanos en el país.

“En Colombia hacer oposición es arriesgar la vida. 120 integrantes de la Marcha Patriótica han sido asesinados  en 4 años. En lo que va del año 2016 4 dirigentes nuestros han sido asesinados en el Cauca.  Jhon Jairo Rodriguez perteneciente a la Marcha Patriótica tenía una familia y luchaba por la paz”,  denuncia la dirección nacional en las redes sociales.

Por: Hernán Durango