Desastres naturales: ¡la expresión de un planeta que nos pide ayuda a gritos!

La relación del hombre con el Planeta Tierra experimentó cambios a raíz del poder que tienen las sociedades modernas de incidir negativamente sobre el equilibrio ecológico global.

En la actualidad, los desastres naturales son considerados “manifestaciones de la naturaleza” frente a desajustes -regulares o extraordinarios- de su funcionamiento interno.

Estos fenómenos pueden clasificarse en:

desastres producidos por procesos dinámicos en el interior de la tierra (tsunamis, sismos y erupciones volcánicas).

procesos dinámicos generados en la superficie de la tierra (derrumbes, deslizamientos de tierras, aludes, aluviones y huaycos).

fenómenos hidrológicos o meteorológicos (inundaciones, sequías, heladas, granizadas, tormentas, tornados y huracanes)
desastres de origen biológico (plagas y epidemias).

Cada vez ocurren con más frecuencia, y sus consecuencias geográficas, políticas y socioculturales son impactantes.

Un fuerte terremoto de la magnitud de 7,1 sacudió de nuevo a México el 19 de septiembre, justo cuando se cumplen 32 años del poderoso seísmo que dejó miles de muertos en la Ciudad de México.

Estas son las catástrofes naturales del 2017