Desgraciado 9 de abril de 1948

Hace 70 años, el 9 de abril de 1948, fue asesinado Jorge Eliecer Gaitán, coincidiendo este macabro hecho, con: la reunión de la Novena Conferencia Panamericana, con la implementación de la guerra fría y de la política anticomunista, por parte del imperialismo.
Gaitán había sido escogido como jefe único del Partido Liberal y era el candidato por ese partido a la presidencia de la República, su triunfo parecía inminente en las elecciones de 1949.

El crimen de Jorge Eliecer Gaitán originó un levantamiento popular espontáneo y anárquico de protesta contra el gobierno despótico de Mariano Ospina Pérez, el cual a punta de muertos y más nuestros, logró aplastar el levantamiento. De inmediato llamó a los liberales a participar en su gobierno, y éstos sinvergüenzas, lentejos y puesteros, ” sobre la sangre de Gaitán y de las víctimas del 9 de abril, pactan la unión de liberales y conservadores, con lo que se reforzó el régimen”. ! Qué histórica traición la del Partido Liberal !. Matan a su jefe, a su candidato y a parte del pueblo liberal, y al igual que los hermanos de José se venden, se entregan y colaboran con un gobierno despótico y terrorista, ” por un plato de lentejas”. ! Que indignidad política! .

Reforzado el régimen de Ospina Pérez con la llegada de la traición liberal, se desata una feroz represión, con amenazas de muerte, cárcel, asesinatos, consejos de guerra y restricción de libertades y derechos ciudadanos.

El pacto de liberales y conservadores en el gobierno duró poco, y una vez roto, se incentiva la represión del gobierno que los liberales con su traición vigorizaron, para que con mayor ofensiva los persiguiera el gobierno conservador de Ospina Pérez, como persigue un perro cazador a su presa. Es decir, a los liberales ” los velaron con su mismo sebo”.

Ante la ferocidad de la violencia conservadora contra liberales, una fracción liberal orientada por Plinio Mendoza Neira, organiza una resistencia armada contra el gobierno, que con el correr de los días dio origen a las guerrillas liberales entre 1949 a
1953, ahí apareció Manuel Marulanda Vélez, que era un joven obrero agrícola aserrador, el cual formó parte de las guerrillas liberales en el Tolima, pero posteriormente pasó a las guerrillas comunistas y luego a las FARC. Es decir, conservadores y liberales disputándose a punta de balas la propiedad y conducción del Estado colombiano, son los directos fundadores de las FARC.

Han pasado 70 años del asesinato de Gaitán, y hasta el momento se sabe que el linchamiento del asesino Juan Roa formó parte del plan de impunidad, que en el libro Grandes Potencias, de Gonzalo Sánchez, se afirma que la CIA sabe de este crimen y que se niega a revelar copia de los archivos, también se sabe lo que pensaba la Embajada de Estados Unidos, sobre Gaitán:
” quienes lo conocen hablan de su odio por Estados Unidos. Podría ganar la presidencia a través de procedimientos democráticos”. Más adelante dice la Embajada : ” Estados Unidos debe vigilarlo con discreción y tacto. Gaitán representa un problema para Colombia”. Y era un problema por el contenido profundamente social y humanista de su programa y sus efervescentes y cautivantes discursos. Por no alargarnos más, no entramos en los detalles de la llamada operación Pantomima dirigida por Tomás Elliot, encargado del meticuloso plan criminal contra Gaitán, iniciado con una oferta al estilo de soborno, hasta cuando deciden llevarlo a la eliminación.

A Gaitán lo mataron porque pensaba en otra Colombia y en otra forma de conducción del Estado y por la reconstrucción moral de la república, y porque cuestionaba con vehemencia a la plutocracia colombiana.
Homenaje eterno a la memoria inmarcesible del gran Jorge Eliecer Gaitán.

Monteria La Perla del Sinu, abril 9 de 2018.