Detenido en Bolivia el director general de la aerolínea LaMia

Fiscales bolivianos detienen al director general de aerolínea Lamia EFE.

La Fiscalía boliviana detuvo a Gustavo Vargas Gamboa, gerente general de Lamia, la aerolínea del avión que se estrelló cerca de Medellín, en el que viajaba el club de fútbol Chapecoense. Además, existen cinco órdenes de detención para otros miembros de la empresa, cuyas oficinas en Santa Cruz fueron allanadas por la Policía.

La investigación se realiza por “homicidio culposo”, según han informado las autoridades bolivianas, luego de que se supiera que el avión siniestrado no cumplió con las normas de seguridad al viajar de Santa Cruz a Medellín, sin suficiente autonomía de vuelo como para llegar allí con seguridad. Los reportajes periodísticos afirman que esta mala práctica era habitual en los viajes chárter a cargo de Lamia, que trasladaron a varios equipos profesionales y selecciones de fútbol.

Vargas Gamboa, un aviador militar retirado, fue piloto presidencial tanto de Evo Morales como de otros mandatarios, y está en el centro de la atención mediática desde que se supo que es el padre de un ejecutivo de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), el organismo que le dio licencia a Lamia para operar. Su detención se produce al día siguiente de que otra supuesta responsable, Celia Castedo, la funcionaria de aeropuertos que estaba a cargo de aprobar el plan de vuelo, se fugara al Brasil atravesando la frontera terrestre entre ambos países. La funcionaria argumenta que hizo observaciones al plan de vuelo, pese a lo cual la DGAC le ha iniciado un proceso penal por “atentado a la seguridad del transporte”. Por su parte, las autoridades señalan que Castedo fraguó las observaciones después del accidente.

Vargas Gamboa buscaba eludir sus responsabilidades haciendo circular una carta de renuncia a la gerencia general de Lamia, fechada tres días antes de la caída del avión. La carta está certificada por un notario, pero los fiscales la han desestimado.

Además de las medidas mencionadas, el Gobierno suspendió a los directores de la DGAC, inclusive al hijo de Vargas Gamboa, y al director de los aeropuertos del país. La mayoría de ellos son militares retirados, que han sido los principales responsables de la aeronáutica civil durante el mandato de Evo Morales.

Tomado de el País Periódico Digital.