Dos candidatos a Senado del departamento de Córdoba, y que por ahora están ‘ahogados’, podrían resucitar en los escrutinios

Arleth Casado y Carlos Gómez Espitia, guardan la esperanza que en los escrutinios se les pueda dar el milagrito, pelear electoralmente el último escaño a Senado que ganaron sus partidos Liberal y Cambio Radical respectivamente.

Para que eso se pueda dar debe ocurrir lo siguiente:

En el caso de Arleth Casado, deberá encontrar en los escrutinios 5.052 votos para ganar por un sufragio a Rodrigo Villalba Mosquera, el último que del partido liberal logró entrar en la lista de los elegidos el pasado domingo 11 de marzo.

Pero además de sumar 5.052 votos, Arleth debe rogar que no le salgan más votos a Rodrigo Villalba que en el preconteo obtuvo 62.674 sufragios, mientras la cordobesa obtuvo una votación de 57.323.

En el caso de Carlos Gómez Espitia, hay una posibilidad remota que pelee la curul número 16, la última que alcanzó cambio radical en los pasados comicios.

Carlos Gómez está a 4.306 votos de igualar en esa última posición al senador y hasta ahora elegido, Antonio Guerra De La Espriella, quien obtuvo el respaldo de 55.792 ciudadanos, según el preconteo informado por la Registraduría.

Sin embargo, Carlos Gómez, el excandidato a la Gobernación de Córdoba, que obtuvo una votación en el preconteo informado de 51.486 votos, está a tres casillas de legarle a Toño Guerra, porque debe vencer a Juliana Escalante García y Ana María Castañeda Gómez, que está a un poco más de dos mil votos de pelearle la casilla al senador sucreño.

No la tiene fácil, debe sumar y esperar que ni Toño Guerra no Juliana y Ana María no sumen.

Ayer lunes 12 de marzo iniciaron los escrutinios en lo que respecta a Montería. Hoy martes 13 continuarán con los municipios del resto del departamento de Córdoba. El proceso se realiza en el Centro de Convenciones de la capital cordobesa.

Hemos sido testigo como muchos políticos han logrado salvar sus curules en los escrutinios, y no necesariamente haciendo trampa, aunque algunos hayan dejado un tufillo a trueque.
A esta novela le ¿hará falta el último episodio?, hay que esperar que termine el escrutinio y se haga la sumatoria nacional.