Dos mujeres, víctimas de los paramilitares en Córdoba, recuperaron sus tierras

Con la sentencia proferida por el Tribunal Superior de Antioquia, las mujeres víctimas de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) en Valencia, Córdoba, recuperaron sus derechos sobre la tierra. Una de ellas, quien fungió como opositora del proceso, fue reconocida como segundo ocupante por los magistrados.

Tras el retorno de otros parceleros a Villanueva, María Fátima* decidió reclamar 7 hectáreas de tierra, ubicadas en la hacienda Pasto Revuelto. En los años 90 la finca fue entregada a campesinos, por parte de los paramilitares a través de la Fundación para la Paz de Córdoba (Funpazcor), y arrebatada por ellos mismos, años después.
En 1999 un grupo de hombres armados llegó hasta la parcela de María Fátima donde vivía con su esposo y sus tres hijos. Los amenazaron; les entregaron 7 millones de pesos; y les exigieron dejar las tierras en ocho días. Aterrorizados, se fueron a vivir a Montería. Años después, llegó a esta parcela María Teresa*,desplazada por la violencia y víctima de abuso sexual. Ella salió huyendo del conflicto que azotaba la zona rural de Montería. Encontró la parcela de María Fátima desocupada y se instaló en ella, con su familia, haciéndola productiva. 

Actualmente, las dos mujeres se encuentran en el escenario de recuperación de sus derechos a través del proceso de restitución de tierras; una, como reclamante; y la otra, como tercera interviniente. Teniendo en cuenta el enfoque de acción sin daño y dadas las circunstancias del proceso, en las pretensiones de la demanda la Unidad de Restitución de Tierras solicitó a los magistrados el reconocimiento de segundo ocupante, de la parte opositora, y la compensación de la reclamante.

El Tribunal Superior de Antioquia ordenó al Fondo de la Unidad de Restitución de Tierras la compensación de la reclamante con un predio en similar o en mejores características al que fue. Entre tanto, fue reconocida como segundo ocupante la opositora del proceso; y ordenada a la Oficina de Instrumentos Públicos, la titulación del predio a su nombre. 

“En Córdoba, gracias a la restitución de tierras, son más de 2500 hectáreas que han sido recuperadas y entregadas a sus legítimos dueños, garantizando la reparación de más de 300 familias víctimas de despojo por parte de los grupos armados”, afirmó Álvaro Tapia, director de la Unidad de Restitución de Tierras en Córdoba.