Dos trabajadores se rompen el brazo al salvar a una niña que cae de cuarto piso

Dos trabajadores chinos salvaron la vida de una niña de dos años que había caído desde un cuarto piso, una hazaña que les costó varias fracturas, informan medios locales.

El incidente tuvo lugar en la localidad de Liushi, en la provincia suroriental de Zhejiang, cuando la niña, a la que sus progenitores habían dejado sola en casa, se despertó y decidió ir a buscar a sus padres.

Más tarde su madre contó que la abuela estaba encargada de vigilar a la pequeña, pero también decidió salir de casa al ver a la menor dormida.

La niña, que cayó desde una altura de 18 metros, afortunadamente fue atajada por dos trabajadores de una fábrica aledaña que observaron cómo se precipitaba por la ventana.

Los obreros corrieron para evitar el impacto de la niña contra el suelo y con sus brazos lograron amortiguar la caída que sólo le dejó leves golpes.

Sin embargo, sus salvadores, no contaron con la misma suerte ya que al parar a la niña con su brazos, ambos sufrieron fracturas en las muñecas.

Uno de los trabajadores, Yun Runsheng, recuerda los pensamientos que le pasaban por la cabeza en los breves instantes que mediaban entre la vida y la muerte de la pequeña: “Entonces pensé: ‘Si no llego a tiempo lo lamentaré toda mi vida'”. Dijo el hombre.

Los salvadores, de 49 y 57 años, fueron condecorados por su valentía y premiados con 6.000 yuanes (870 dólares). La madre de la niña también les entregó 2.000 yuanes a cada uno, visitó a uno de ellos en el hospital y costeó el tratamiento médico.

La mujer dijo que siempre les estará agradecida y anotó sus direcciones para que su hija, cuando sea mayor, los pueda visitar y agradecerles haberla salvado.

Vía: Actualidad RT