Duelo de generaciones, la generación mutante del siglo pasado

Adel López, columnista de Río Noticias.

En el día de hoy quiero traerles un tema que nos compete a todas aquellas personas que somos y que pertenecemos a mediados del siglo pasado y que seguramente generara mucha curiosidad a los jóvenes que pertenecen a este nuevo siglo.

Somos una generación privilegiada, somos la generación mutante, esos que el mundo de la tecnología y nuevas tendencias no nos amilano, los que fuimos capaz de asimilar cambios y nos movemos perfectamente en ella y que no tememos de hacer el oso como lo llaman los jóvenes de hoy y que hace que tengamos la personalidad muy marcada y definida, que somos buenos conversadores amenos y por supuesto divertidos.

Pero al momento de comparar generaciones es probable que cada quien defienda la suya, pero estarán los jóvenes del nuevo siglo preparados para hacer lo que nosotros hicimos? Aunque en realidad hay excepciones y a diario vemos niños haciendo y jugando a nuestra manera y por eso exclamamos que son casos extraños dentro de la nueva sociedad y que decir de los patrones de obediencia a los que estábamos acostumbrado con nuestros padres con chancleta o no, con la correa o no se obedecía y no tenemos ningún tipo de traumas psicológicos o algo así por el estilo.

Pero hoy en día al infante se le habla fuerte y tienen línea directa con el bienestar, la policía de infancia y adolescencia etc. Que para algunos casos como es de conocimiento si son necesarios pero que son mal interpretados por los jóvenes de hoy que conocen sus derechos pero se les olvida sus deberes.

Pero retomemos el duelo de generaciones donde sin lugar a dudas lo debemos ganar los del siglo anterior ya que manejamos celulares de última tecnología a la perfección, tenemos todas las redes sociales navegamos y hacemos uso de ellas, jugamos con nuestros hijos en el Xbox 360 Slim R5.0 hdmi eso suena complicado pero lo jugamos, que nos ganen si puede ser pero lo intentamos que es lo que ellos no lo hacen, pero será que si le soltamos 5 varas de palma, hilo, papel barrilete y almidón y trapo viejo son capaces de hacer un barrilete en cocao con runrunes.

Es difícil porque esta generación del siglo 2000 le gusta lo que ya este elaborado y si en la esquina consiguen las famosas cometas a 5000 mil pesos que de divertidas no tienen nada para que perder tiempo haciéndolas y ahí es donde se pierde ese espacio en familia donde el padre o la madre se dedicaban a enseñar esta práctica y aunque no lo crean los primeros pasos de motricidad después del preescolar se dan en ese momento y si le sumamos el baile del trompo, la bolita de cristal, el yoyo, jugar el fusilao que era lo más parecido a estar en un paredón de fusilamiento con una bola de letras que le dejaban a uno todo el Abecedario pintado en la espalda, el
escondido, el avión, la calabonga etc y mucho más que en el momento se me escapan pero que hacían parte de nuestra formación personal, que nos enseñaron a trabajar en equipo a ser solidarios y tener roles de responsabilidad en cada uno de estos juegos, pero hoy el celular es individual los juegos de consolas por lo general se juegan solos el pc etc .

Y que hablar de las fiestas de niño o jóvenes eran con merengues, salsas, baladas y una que otro rock en español, ahora es solo un pégate a la pared para ver que vamos a inventar y un solo chispu chispu que no deja que los jóvenes hoy en día sepan bailar.

Y esto que escribí hoy no lo hago para atacar a los jóvenes, lo hago para invitarlos a que conozcan un poco de lo que nosotros hacíamos y vean lo divertidos que éramos y que seguimos siendo, que busquen entre la maleza unas semillitas largas que al meterlas en la boca explotan eso si es adrenalina pura.