¿Eillen Moreno, víctima de maltrato a la mujer o víctima de sus agresiones?

Raúl Benítez, columnista invitado de Río Noticias.

El nombre de la actriz colombiana Eileen Moreno, ha sido tendencia en las redes sociales e internet en los últimos días a raíz del maltrato físico del que fue víctima por parte de su pareja, de manera dramática expuso su caso de “violencia contra la mujer” a la sociedad en general a través de su cuenta en Instagram, lo cual ha desatado todo tipo de comentarios, la mayoría en defensa de la actriz a través de los hashtag #NiUnaMas y #YoSiDenuncioAMiAgresor.

Pero ¿por qué se llega hasta esta instancia antes de denunciar? Desconocimiento de la ley, miedo, complicidad.

Sea cual sea el motivo, el no denunciar a tiempo puede tener consecuencias muy graves para la persona víctima de este flagelo.

En Colombia se sancionó la ley 1257 de 2008 “Por la cual se dictan normas de sensibilización, prevención y sanción de formas de violencia y discriminación contra las mujeres”, el objetivo de dicha norma es garantizar a las mujeres un ambiente libre de violencia y acceso a justicia de manera pronta y eficaz, y cuyo principal protagonista de esta ley es el Estado, ya que a cargo de él quedan a través de sus ministerios de Educación, de Protección Social y de Comunicaciones desarrollar programas para erradicar la violencia contra las mujeres y propender a su protección y atención.

Para tal fin deben acudir al comisario de familia del lugar donde ocurrieron los hechos y a falta de éste, al Juez Civil Municipal o Promiscuo Municipal; Si la autoridad competente concluye que el solicitante fue víctima de violencia, podrá disponer de una serie de medidas como: Ordenar al agresor el desalojo de la casa abstenerse de penetrar en cualquier lugar donde se encuentre la víctima, Prohibir al agresor esconder o trasladar de la residencia a los niños, niña.

La autoridad competente ordenará una protección temporal especial de la víctima por parte de las autoridades de policía, Decidir provisionalmente quién tendrá a su cargo las pensiones alimentarias, una medida de protección inmediata que ponga fin a la violencia, entre muchas otras.

Sin embargo es importante resaltar que vivimos en estado social de derecho, donde el individuo goza de privilegio y especial atención del estado, el cual en reiteradas providencias por parte de la corte constitucional ha salvaguardado el derecho a la igualdad entre hombres y mujeres, es decir, ambos gozan de los mismos derechos y deberes; es así como la ley 1257 de 2008 en su Artículo 4º estipula “Toda persona que dentro de su contexto familiar sea víctima de daño físico, psíquico o daño a su integridad sexual, amenaza, agravio, ofensa o cualquier otra forma de agresión por parte de otro miembro del grupo familiar, podrá pedir, sin perjuicio de las denuncias penales a que hubiere lugar”.

Léase bien “TODA PERSONA”, esto quiere decir que por EL DERECHO DE IGUALDAD, tanto hombres como mujeres pueden y están protegido por la plurimensionada ley; por eso mujeres, retomando el caso de la víctima Eileen Moreno, no es correcto que ustedes agredan de manera física y psicológica a su pareja, porque estas sanciones también son aplicables contra ustedes, entonces, si bien es cierto que fue víctima de una brutal golpiza, no es menos cierto que también es un sujeto activo de violencia intrafamiliar, y no puede llegar y utilizar los medios de comunicación para contar verdades a medias y manipular la ley a su favor, porque no es correcto, de ser así, el mensaje de la ley sería errado y parcializado.

Expuesto lo anterior no existe excusa para permitirte ser una víctima más del maltrato entre parejas, no tienes que esperar a ser la próxima Eillen Moreno o Alejandro García, el maltrato entre parejas, de parte y parte es denunciable, la ley protege por igual a los integrantes de la familia, y no es necesario tener que ser hospitalizado para poder buscar el amparo del estado.

También es necesario rogar a las mujeres en especial, que ignoren opiniones tóxicas en cuanto su comportamiento como pareja y ante todo como mujer, para la muestra tomó este aparte de la columnista @lasigualadas en El espectador.

“Lo único que sabemos y que tenemos claro es que Alejandro García golpeó brutalmente a Eileen Moreno y que con sus golpes la mandó al quirófano y la dejó incapacitada por 5 meses, eso supera todo, no importa si Eileen nos cae bien o mal, si hizo o dijo que podía hacer, porque lo que realmente debe conmovernos es que fue víctima de violencia por parte de su pareja”, no es cierto! Claro que importa, Eileen Moreno también agredió a su pareja, así que no solo es víctima en este caso, ella también agredía de manera regular a su pareja, lo que la convierte en abusadora y la lleva al mismo nivel de Alejandro García, en casos como esto todo el contexto debe ser visto antes de victimizar o satanizar a alguien.

La enseñanza que podemos sacar de este escándalo es esta: No puedes agredir a un abusador y esperar que este te muestre respeto, el respeto es algo que se gana con el comportamiento personal, pero si agredimos a un abusador creyendo que vas a frenar su violencia con más violencia, pronto entenderás que solo le añades gasolina al fuego.

“Para cada acción ocurre siempre una reacción igual y contraria” Isaac Newton.