El amor no está sujeto al dinero

Comparte en tus redes sociales.
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Sí se puede organizar una magnífica boda sin necesidad de asaltar un banco. Solo se requiere una actitud positiva, inteligencia para negociar, estrategia al planear y diligencia al organizar el presupuesto.

Lo más importante que se debe tener en cuenta es que se van a casar con la persona que aman. Independiente del presupuesto del que se disponga, el éxito del evento dependerá del comportamiento de la pareja el amor y el respeto que manifieste el uno con el otro. Lo importante no es el espectáculo, lo esencial es que se está creando una vida juntos como casados.

La boda no debe ser motivo de sufrimiento y estrés, quizás muy en el fondo, teman que sus invitados puedan criticar algún detalle de la boda. ¡Ojo! Este tipo de pensamientos solo puede provocar que basen su presupuesto por las expectativas de otros; además, si tienen amistades que actúan así, no los inviten.

Hagan lo que hagan no deben endeudarse para casarse. Es un día muy importante, pero no justifica trabajar durante años para pagar esa deudas. Ofrezcan la mejor boda posible dentro de sus capacidades económicas. Como dicen: «en las promesas, en la riqueza y en la pobreza; pero nunca, hasta el tope de la tarjeta».

Con Amor, Angie S. Asesora de Bodas.