El calvario que viven las madres comunitarias de Cereté y Córdoba

Hasta Río Noticias,  llegó esta denuncia pública donde las madres piden solución al pago de la deuda que le deben desde el año pasado.

Me comunico por este medio ya que nuestra voz en casi nula en este país.

Las madres comunitarias del departamento de Córdoba hacemos esta denuncia con el fin de que se solucione nuestro eterno conflicto con la fundación “Las Moras” quienes para el pasado mes de octubre del año 2016, acabado el contrato con las madres comunitarias no liquidaron el mes trabajado (octubre), media prima, liquidación del contrato, una semana de comida de los niños y dos dotaciones de uniformes.

Dicha fundación afirma haber liquidado toda deuda con el bienestar familiar y las madres comunitarias; se han realizado las respectivas reuniones, entre el coordinador del centro Zonal de Cereté, el señor Amaury Romero y las madres comunitarias de varios municipios, en estas reuniones el señor dijo “El día 25 de marzo de 2017 les liquidamos a las madres el 50% de lo que les debemos y el otro 50% a finales de abril del mismo año”, es decir $ 900,000 aproximadamente en cada fecha; este acuerdo nunca se cumplió.

El pasado mes de mayo se creó toda la papelería correspondiente para una demanda y poder recibir el dinero que tanta falta le hace a las madres comunitarias, quienes la mayoría son cabeza de hogar, mantienen a sus hijos y nietos y sufren atropellos a diario; pero en el zonal del municipio de Cerete alguien le informo al señor Amaury Romero de este hecho, y no dudó en reunir a las madres en varios sectores y decir “La plata no ha llegado porque la tiene bienestar en Bogotá, estamos esperando que de allá la manden y les pagamos”, sumado a esto algunas
tuvieron la iniciativa de hacer un paro, pero la respuesta de la fundación actual fue que las despedían o no les pagaban.

Exigimos respuesta y pago de todo lo que nos deben, los atropellos por parte de bienestar, las constantes faltas de alimentos por parte de la fundación y el no pago de un mes trabajado el año pasado y las debida cancelación del contrato demuestra que justo es el gobierno con las mujeres que cuidan y forman a nuestros niños.