El contrabando transfronterizo deja pérdidas por 80.000 millones de dólares a países latinoamericanos

El contrabando en América Latina y El Caribe deja al año pérdidas por US$80.000 millones, en el caso de Colombia este valor asciende a US$6.000 millones. Es por este motivo que los países continúan buscando respuestas que mitiguen este flagelo, razón por la cual el próximo 24 y 25 de octubre, la Alianza Latinoamericana Anti contrabando (ALAC) liderará un nuevo encuentro en Ciudad de Guatemala, donde asistirán instituciones gubernamentales, y representantes de la empresa privada de 13 países para continuar trazando el camino y avanzar en la lucha contra el contrabando.
Por Colombia asistirá al encuentro una importante delegación encabezada por empresas afiliadas a la ANDI de los sectores de licores, cigarrillos, combustibles, textil y confecciones, calzado, siderúrgica, metalmecánica y acero; así como de la Federación Nacional de Comerciantes -FENALCO. Por parte del gobierno nacional participarán el Ministerio de Comercio Industria y Turismo, la Dirección de Impuestos y Aduanas DIAN, la Policía Fiscal y Aduanera POLFA y el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos –INVIMA.
La ALAC fue creada como una iniciativa del sector privado, liderada por la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (ANDI), con el objetivo de colaborar con los gobiernos de la región de cara a la reducción de este delito. Para este propósito la ALAC se constituye como el catalizador que facilita el intercambio de información y genera alianzas estratégicas, que trasciendan las fronteras de los países y la articulación de los sectores público y privado.
Entre los resultados más destacados de la ALAC, desde su constitución en mayo de 2016, está la creación del Observatorio Latinoamericano Anticontrabando , plataforma que servirá para el intercambio de información, cifras, estudios y prácticas contra el comercio ilícito, y la instalación de nuevas mesas de trabajo para desarrollar temas sectoriales tales como combustibles, ciberseguridad y piratería, este último fenómeno, de acuerdo con cifras presentadas por ALAC en su segundo encuentro en Santiago de Chile, dejan pérdidas por US$250.000 millones en Latinoamérica.
Entre los productos más afectados por el contrabando están los cigarrillos. El comercio ilegal de este producto se constituye en uno de los delitos más sensibles para América Latina, con cerca de 46 billones de cigarrillos (más de 2 billones de cajetillas) ilegales y US$3,8 billones de pérdidas, de acuerdo con cifras de KPMG, siendo Colombia el tercer país con la mayor cantidad de marcas de contrabando, y el quinto país con mayor estimación de pérdida de recaudo tributario, con un promedio anual de $108.000 millones.
Dentro de las entidades y personalidades presentes en el encuentro se cuenta con El Centro Internacional de Impuestos e Inversiones (ITIC) ubicado en Washington D.C, Estados Unidos, organización independiente de investigación que trabaja con ministerios de finanzas, servicios de aduanas y autoridades fiscales en 85 países, así como Thelma Aldana, Fiscal General y Jefa del Ministerio Público de Guatemala, autoridad reconocida regionalmente por sus estrategias para fortalecer la institucionalidad y combatir el comercio ilícito.
Se espera que las conclusiones del trabajo desarrollado en Ciudad de Guatemala, estén centradas en la presentación de un conjunto de acciones y agendas consensuadas entre los distintos organismos público -privados de cada país con el objetivo de avanzar en temas relacionados con armonización normativa, comunicación y pedagogía y controles aduaneros para las zonas de libre comercio para avanzar con éxito contra el contrabando. Los sectores participantes serán cigarrillos, licores, combustible, textil y confecciones, calzado, cemento, siderúrgica, metalmecánica, acero y ciberseguridad.