El despido de trabajadores del hospital de Montería continuará.

Archivo

Después del despido de más de 80 empleados de distintas áreas del hospital San Jerónimo de Montería, las directivas anunciaron que aún no han terminado y saldrán de otro puñado de trabajadores.

Lo que la gerente del centro hospitalario, Isaura Hernández, llamó una reorganización administrativa, tiene como finalidad encontrar el equilibrio financiero entre ingresos y egresos del centro asistencial.

Reconociendo que al ritmo que va el hospital terminará liquidado, dijo que el plan de reestructuración está avalado por el Ministerio y la Superintendencia Nacional de Salud.

Los primeros en salir fueron enfermeras, auxiliares de enfermería y otros empleados de servicios generales.

Las directivas dijeron que de acuerdo al plan se determinarán cuantos médicos necesitarán, lo que advierte recorte en esa planta de profesionales.

La presidenta del sindicato de trabajadores del hospital, Diana Morelos, calificó el hecho como una masacre laboral. Las personas despedidas estaban amparados bajo la figura contractual de órdenes de prestación de servicios, OPS.