¿El Director de la ANI trabaja para las concesiones o tiene clandestinos socios?

Toño Sánchez, columnista invitado.

No hay duda de que estamos ante un centralismo humillante, irrespetuoso e indigno. Desde Bogotá los altos funcionarios se han dado a la tarea de caerle con todo a la Región de Córdoba. No contentos con SITIAR al Departamento a punta de peajes, a hora los IMPONEN y los ubican donde les venga en gana, sin importarles la afectación socioeconómica a pobres veredas y municipios golpeados por la violencia y el narcotráfico.

Este recién posesionado Director de la Agencia Nacional de Infraestructura, ANI, que no vale la pena dañar esta columna con su nombre, pareciera que quiere consolidar el ‘negocio’ que su antecesor dejó cuadrado con la concesión Ruta al Mar en el trayecto que pasa por Córdoba. Es como si quisiera decirle a los dueños de la concesión: ‘Vea que les cumplí, al punto que impuse el traslado del peaje por encima del que sea, para de esa manera
hacerse valioso en el billonario negocio’. Yo de atrevido, podría agregar una frase final a este hipotético diálogo: ‘Ahora ustedes cúmplanme’. Ojo, esto es producto de mi imaginación, puedo estar equivocado.

Pero de lo que sí estoy seguro es que en Colombia nada de lo que hacen los grandes funcionarios públicos por las concesiones es gratis. Es una vaina que tengo metida en la cabeza, también puede ser errada.

Pero ese mismo sujeto, el Director de la ANI, no se atreve a exigirle a los de la concesión Autopistas de la Sabana que construyan los andenes desde la Calle 68 hasta Mocarí.

Que construyan las señalizaciones verticales y horizontales. Que construyan los separadores de la Calle 68 hasta el Aeropuerto. Que hagan la compensación ambiental. Que resuelvan el peligro que hay para todos los peatones a la altura del Imat, en donde todos los días cientos de personas arriesgan su vida al cruzar la Circunvalar.

Y este mismo tipo de la ANI jamás le exigió a los de la concesión en mención que pusieran un semáforo en Los Garzones, le tocó hacerlo a la Alcaldía de Montería y arrodillársele, a los de la concesión y al de la ANI, para que le dieran el permiso para ponerlo.

El mismo Director de la ANI, el protector de concesiones, es el que no se atreve a exigirle a los de la concesión que hicieron el llamado ‘Segundo Anillo Vial’ de Montería, que es una vía urbana, que solucione la salida y cruce para los barrios Villa Cielo y Villa Sorrento, que ya ha dejado varias personas muertas.

Ni siquiera la muerte de inocentes personas conmueve a estos bárbaros del centralismo bogotano y se las dan de los súper honestos. Y ni se atreve a exigirle que iluminan esa misma vía desde la Glorieta del Terminal de Transporte a la Glorieta de Mocarí.

Ese mismo Director de la ANI, el mecenas y tutor de concesiones, se mete la lengua en el trasero para no tocarle a la concesión de la vía Montería – Arboletes (Vía de Las Américas) que asuma el control y mantenimiento del Puente Metálico de esta ciudad (Aquí hay que meter a unos hampones de Invías). En esta también los quiere beneficiar moviéndoles otro peaje.

El Director de la ANI, el abogado de oficio de las concesiones, no tiene los pantalones para exigir lo planteado anteriormente a las concesiones, pero sí se los pone para favorecer a la concesión Ruta al Mar al imponer el traslado del peaje del Kilómetro 18 de Montería al Kilómetro 12.

Este sujeto, el Director de la ANI, como dicen en Repelón, Atlántico, es un ‘man sin agüero’. Se quiere tumbar 180 mil millones de pesos para entregárselos a los de la concesión Ruta del Mar.

Resulta que la Gobernación de Córdoba invirtió, con mucho sacrificio, esta suma para asfaltar la vía El Quince – Tierralta. No fue sino que el Director de la ANI viera esta ‘oportunidad de negocio’ para en seguida ‘ambientar’, modo cuadro Excel, un cierre financiero en favor de la concesión.

Al permitirle, con el movimiento del peaje, que los de la concesión ‘claven’ a los que se transportan Montería – Tierralta, sin haber la concesión puesto un peso para la construcción de la vía el Quince – Tierralta. ¡No joda! ¡Quién no se enriquece así! ¿Y que todo esto es gratis? Entonces yo respiro debajo del agua sin ningún tipo de tanque o ayuda.

Cachacos estos de la ANI, encabezados por su Director, que les gusta clavarse a las regiones apartadas del centralismo, desde sus frías oficinas, sin ni siquiera ir a visitar a las regiones, antes de formular los proyectos.

Resulta que Tierralta y Valencia son zonas golpeadas desde los años 60 del Siglo pasado por la violencia y el narcotráfico. Lo que las ha enterrado en una pobreza y miseria indignante, pero esto le importa un c… carajo a estos tipos y ahora quieren agravar más esa miseria clavándoles un peaje. De qué vale que a esta zona la llamen de ‘consolidación’.

Ni escribir lo que han hecho los emisarios de la ANI con la CVS. En donde cada mes mandan emisarios para entrevistarse con los consejeros de la CVS “a solas”, para ‘explicarles’ por qué no se debe hacer un viaducto a la altura de Lorica y que aprueben los diseños iniciales.

Por ello entiendo hoy más que nunca este mensaje de Jorge Doria Corrales, miembro del Consejo Directivo de la CVS, que envió a los demás consejeros: “Los señores del centralismo colombiano, representados, unos por el sector privado; y otros por el público, quieren seguir presionando vulgarmente al Consejo Directivo de la CAR CVS para que cedamos y permitamos que personas ajenas a la región se lucren y llenen sus bolsillos a costa del atropello al Medio Ambiente.

Por mi parte, y creo que mis compañeros también harán lo mismo, de acuerdo a mi deber y pensamiento verde, y como buen consejero de nuestra Corporación, me mantendré en mi decisión de apoyar el desarrollo sostenido con equilibrio ambiental, y nunca tomaré una decisión bajo presión de algunos servidores públicos y empresarios, que sé, que para ellos lo menos importante es el Medio Ambiente”.

Más diciente ese texto, ¿para dónde?

Qué vaina que en este país se vea bien que servidores públicos del centralismo bogotano, o ‘Bogocentrismo, favorezcan a particulares, concesiones o empresas de servicios públicos domiciliarios. Y lo más aberrante es que eso no sea considerado corrupción.

Este sujeto, el Director de la ANI, me hace acordar a una Superintendente de Servicios Públicos que parecía que quien le pagara fuera Electricaribe y no el Estado colombiano.

En Córdoba lo que hay son ‘MOCHOS’ de doble calzada, pero estamos sitiados de peajes. Ni escribir de la Región Caribe, en donde lo que existe son ‘MOCHOS’ de doble calzadas. Los de la Ruta al Mar llevan dos años cobrando peaje y no han construido 200 kilómetros de vía nueva. Quién no se enriquece así.

Un dato al margen. El trayecto los Llanos – Barranquilla se puede reducir entre 5 y 6 horas, pero no construyen esa vía porque le daña la concesión a un ‘reputado’ banquero del país.

Nos han vendido a los cordobeses que Iván Duque “ama” a Córdoba. Qué falsedad más asquienta. Qué vaina de despreciable, que el primer anuncio de Duque para Córdoba sea mover un peaje para joder a la gente pobre y miserable de este Departamento, golpeada por la violencia y el narcotráfico. ¡Cipote amor ese!

Y dónde están unas llamadas ‘Duquesas’, por qué no se pronuncian sobre el traslado del peaje. Les aseguro que no se atreven a opinar nada para no dañar la migaja que les va a tirar Iván Duque.

Y Todo Está Bien!