¡EL FALSO AUMENTO SALARIAL!

Comparte en tus redes sociales.
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

POR: Rafael Palma.

Anualmente en Colombia se espera (casi siempre) que haya un aumento salarial que dignifique la cotidianidad económica de los empleados que ganan especialmente el salario mínimo.

Para el año 2020 el salario mínimo aumentó un 6%, incluyendo el auxilio de transporte, quedando en 980.657. Para muchos es un salario insostenible para la vida de los empleados, pero para pocos es un salario que por más que lo aumenten no condicionará la vida económica de estas personas.

El aumento desconsiderable que tuvo el salario mínimo para este año 2020 es el reflejo de una economía que paulatinamente va avanzando. Para nadie es un secreto que los índices económicos expresan un leve ascenso en materia económica, estancándose en las expectativas previstas con los indicadores que miden la economía como: Inflación que cerró en 3,8%, PIB 3,5% Y un desempleo que negativamente no deja de aumentar, ubicándose en 9,3%.

Estos indicadores que son vitales para la medición económica de un país. No muestran favorabilidad alguna, y esto debido a diversos problemas que hoy inundan a Colombia.

Pero centrándonos en el salario. El país, y los respectivos sistemas gubernamentales encargados en mesurar todo lo relacionado con el tema salarial, como lo es el Ministerio de trabajo, están ante un grave delirio, porque si aumentan desproporcionadamente el salario (como sugerían algunos partidos políticos) a 1.000.000 van a surgir graves efectos, y uno de ellos es que desataría el aumento de la inflación, y esto afectaría vilmente a toda la ciudadanía, en especial a aquellos individuos que no trabajan. Pero la realidad es otra, aumentaron un 6% equivalente a 980.657 un valor que desfragmentado no suple con las necesidades que hoy incurren los colombianos, ni para educación, ni para confección, ni para salud, ni para alimentación, ni para vivienda, entre otras necesidades básicas.

Nos damos cuenta que el engranaje salarial hace parte de la pieza principal que mueve la economía, esto quiere decir que si el salario aumenta, absolutamente todo va a aumentar, inclusive más de lo previsto, aumentarían los arriendos, aumentarían los alimentos, entre otros bienes. La solución nunca va a ser aumentar el salario, la solución siempre será en convertir la economía y la vida autosustentable, en donde no tengamos que depender monetariamente del comportamiento de economías internacionales para el avance de la nuestra, y todo esto se hace diseñando políticas que beneficien al conjunto mayoritario, no al minoritario.