El hospital San Jerónimo se maneja a dedo, hay fallas médicas y administrativas: médicos especialistas

A través de un comunicado los médicos especialistas del hospital San Jerónimo de Montería, dejan al desnudo varias situaciones que, a juicio de los profesionales, muestran una clara crisis del centro asistencial por falta de insumos, espacios locativos y deficiencias administrativas que crean mantos de duda sobre la transparencia.

En el documento los médicos especialistas encabezados por el gastroenterólogo, Jorge Ordosgoitia, sostiene que, “no se ha conformado el comité de compras que avale los insumos que necesita el hospital, esto, para evitar compras a dedo, con todo lo que este proceder implica, por lo que instamos a su creación, de ésta forma se busca la transparencia y honestidad, desnaturalizando los malos hábitos administrativos”.

Denunciaron además que no se ha constituido el comité de pagos que debería funcionar para darle prioridad a las necesidades del hospital, y que no se siga pagando a proveedores de manera selectiva.

Eso se puede prestar a negocios non sanctus, convirtiendo al San Jerónimo en un centro de negocios en detrimento del presupuesto, y en menoscabo del ingresos de los que de verdad trabajan día a día por sacar la institución adelante, ya que se dejan de pagar injustamente salarios a trabajadores para cumplir con compromisos económicos proveedores”.

Además de los problemas médicos, locativos y administrativos revelaron un grave problema sanitario localizado en la zona de parqueadero del hospital (calle 22 con circunvalar) y que según los médicos, desde hace 3 semanas se ha convertido en un receptor de aguas negras (alcantarilla), rebosándose permanentemente trayendo consigo olores nauseabundos que ponen en riesgo la salud de los trabajadores y la de los pacientes.

Finalmente reiteraron el llamado al gobernador de Córdoba, Edwin Besaile, la gerente del centro asistencial todos los agentes intervinientes del establecimiento para que en una mesa conjunta se defina una política seria, con compromisos definidos por las partes y con medición de cumplimiento para salvar al hospital.

Tomado de Montería Radio 38 Grados.