El polémico descubrimiento que facilita el suicidio

Una asociación holandesa proeutanasia declaró este viernes haber hallado un producto que permitiría a sus miembros suicidarse en una hora sin seguimiento médico o psicológico.

“Hemos descubierto un polvo”, que no “es un medicamento sino un conservador. Dos gramos diluidos en 50 ml de agua bastan para que una persona se quite la vida”, explicó Gert Rebergen, portavoz de la asociación Laatste Wil (Última voluntad, en francés).

“Ese polvo reduce drásticamente la presión arterial en muy poco tiempo, lo cual provoca un coma en los 20 minutos posteriores a la ingesta. El fallecimiento se produce en espacio de una hora”, prosiguió Gert Rebergen, citado por la televisión pública NOS.

Sin desvelar el nombre del producto, aseguró que ésta “disponible legalmente” en Holanda, por un precio inferior a los 10 euros.

Según varios abogados, la asociación se acerca peligrosamente a la ilegalidad.

Holanda y Bélgica fueron los primeros países en legalizar el suicidio asistido en 2002, pero bajo estrictas condiciones. Un cuerpo médico debe, por ejemplo, certificar que el paciente eutanasiado padece un sufrimiento insoportable sin posibilidad de cura.

Para Laatste Wil, que llevaba mucho tiempo buscando un medicamento para facilitar el suicidio, ese hallazgo es un “avance” en el acompañamiento de cualquier persona que desea morir dignamente, cuando así lo decida.

La asociación, que cuenta con unos 3.500 miembros, declara en su página web que “acoge a las personas que abogan por el concepto de suicidio asistido y autoeutanasia sin la intervención de médicos”.

El Gobierno propuso el año pasado un controvertido proyecto de ley para autorizar la ayuda al suicidio para los ancianos que tengan el sentimiento de haber llegado al término de su vida aunque no estén enfermos.

Ese proyecto de ley es uno de los obstáculos en las negociaciones para formar un gobierno en Holanda.

Tomado del Espectador.